Se distancian la IP y el gobierno de BCS

 
Redacción
hrs.

Aunque la Asociación de Hoteles de Los Cabos decidió llegar al amparo si es que el gobierno de Baja California Sur (BCS), que encabeza **Carlos Mendoza**, mantiene su propósito de aplicarle un impuesto estatal a los turistas extranjeros, la realidad es que hay temor y dudas ligadas al corto plazo.

¿Vale la pena distanciarse de un gobierno panista que supuestamente entiende a los empresarios?

¿Realmente llegará el acoso gubernamental, incluyendo las auditorías y el poco interés del gobierno por garantizar la seguridad?

Técnicamente la Asociación de Hoteles, que preside **Enrique Turcot**, tiene elementos para no convertirse en una improcedente ventanilla fiscal, posición que apoyan el Consejo Coordinador de Los Cabos y la Asociación Sudcaliforniana de Desarrolladores de Tiempo Compartido, quienes firmaron un nuevo desplegado sobre el tema.

En él se pide al gobierno de BCS que divulgue el estudio de impacto al turismo que se debió haber hecho para pretender aplicar el “aprovechamiento” de 350 pesos por viajero.

Además quieren que se demuestre que no habrá un impacto negativo al turismo y que en caso de que la medida siga adelante se garantice que 50% de lo captado sea para obra social y seguridad de Los Cabos, que aportará la mayor parte de esos ingresos.

También, demanda garantizar transparencia en el uso de los recursos, para que la sociedad vigile que no se desvirtúe el fin de los mismos.

Con todo esto los empresarios están abriendo la puerta para que siga adelante esta idea técnicamente equivocada, que además ya está siendo vista por otros gobiernos estatales de tal manera que si pasa podría ser replicada en otros destinos.

Además de las serias deficiencias en el diseño de su instrumentación, seguir adelante con esta idea puede marcar la pauta de una propuesta que puede reducir la competitividad turística de México.

Así es que si el turismo es uno de los pocos sectores que siguen boyantes en estos meses difíciles, ahora resulta que el origen de nuevos problemas se puede gestar desde adentro.

**DIVISADERO**

Jalisco. Hoy en esta entidad hay una acalorada discusión debido a que el gobernador **Aristóteles Sandoval** decidió apoyar que el próximo año se realice en Guadalajara el festival musical Lollapalooza, uno de los más importantes del mundo.

El costo para el gobierno será de 30 millones de pesos y se espera que asistan 180 mil personas, que dejen una derrama de 90 millones de pesos.

El análisis se debería centrar no en qué se podría hacer con ese dinero en obras sociales, sino en la rentabilidad mínima aceptable.

Según la propia oficina de Visitantes y Convenciones de Guadalajara, con una inversión de 147 millones en el Cervantino, se obtiene una derrama de 431 millones es decir de 2.93 veces.

Con 213 millones por cinco años de la Fórmula Uno se espera una derrama de cuatro mil millones de pesos, o 200 millones de dólares, más una exposición mediática de 235 millones de dólares.

Tres a uno parece una relación adecuada, pero a la opinión pública de Jalisco parece no gustarle esta propuesta.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas