Las lecciones de la inseguridad aplicadas a un mosquito

 
Redacción
hrs.

El turismo mexicano está en uno de esos momentos en donde todo parece salirle bien y aunque, sin duda, llegarán los problemas; los responsables de su promoción incluso están sacando con éxito las cartas que aprendieron a jugar recientemente.

A diferencia de lo que muchos hubieran podido pensar, dado el pánico que le tienen los estadunidenses a las enfermedades infecciosas, el problema del virus del zika en México no ha impactado mayormente en el turismo.

A diferencia de lo que sucedió con la aparición de la influenza AH1N1, el mosquito transmisor del zika no ha sido capaz de frenar las grandes corrientes de viajeros de Estados Unidos hacia México.

Hay varias razones que explican esta situación, partiendo de que existe un remedio efectivo y simple para evitar el piquete del insecto y que es utilizar repelente.

Nadie podría negar el éxito turístico que tienen los países africanos como Kenia, Tanzania y Sudáfrica, en donde están presentes enfermedades como la malaria que también se transmiten por el piquete de mosco.

De hecho, en el Museo de Historia Natural de Mónaco hay una curiosa gráfica en donde se compara el número de víctimas humanas que cobran diversos animales cada año y el campeón, con decenas de miles, es precisamente el mosquito.

Sin embargo, este potencial problema se resuelve con una buena dotación de sustancias químicas esparcidas en el cuerpo y la ropa.

La segunda gran diferencia, es que el zika se vuelve particularmente peligroso para las embarazadas, que son un porcentaje menor de los viajeros.

Pero lo más importante, es que el Consejo de Promoción Turística de México, y su titular en Norteamérica que es **Rodrigo Esponda**, han hecho un buen trabajo de comunicación sobre los alcances de este problema.

Hablar con la verdad, con precisión y sin ocultar información son lecciones que aprendieron los funcionarios del CPTM al calor de todo lo sucedido con la famosa “guerra contra el narco” del sexenio pasado.

Al respecto, ha sido muy bien recibido por la opinión pública de Estados Unidos y Canadá, un mapa que detalla lo que está pasando con el zika y que se actualiza periódicamente.

La versión que está en línea, con datos al mes de abril, establece que ha habido 123 casos en Chiapas; 88 en Oaxaca; 11 en Guerrero; cuatro en Nuevo León y Veracruz; tres en Jalisco y uno en Nayarit, Sinaloa, Tabasco y Yucatán.

Adicionalmente, muestra cómo todos esos casos, 237 en un país de más de 125 millones de habitantes, han ocurrido en las áreas rurales, lejos de los destinos turísticos.

Mientras que las líneas de comunicación de los voceros, son en el sentido de que México ha conseguido resolver con éxito otros problemas de salud que en el pasado también fueron transmitidos por mosquitos y explicar que hasta ahora, los turistas no se han visto afectados.

Así es que los viajeros internacionales siguen llegando, como lo muestra ese asombroso aumento de 10.17% en el primer trimestre de 2016 contra el mismo periodo del año anterior.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas