La nueva corporación turística de Quintana Roo

 
Redacción
hrs.

Desde la semana pasada, **Carlos Joaquín González**, gobernador de Quintana Roo, comenzó a compartir en los medios de comunicación de esa entidad algunas ideas sobre lo que será la nueva corporación de promoción turística del estado.

Un organismo cuyo diseño proviene de **Rodolfo López Negrete**, exdirector general del Consejo de Promoción Turística de México.

**López Negrete** y **Joaquín** trabajaron juntos en varias ocasiones, primero cuando este último fue presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados y también cuando ocupó la subsecretaría de Innovación y Desarrollo de la Secretaría de Turismo.

Así es que el gobernador le pidió a **López Negrete** que le ayudara a diseñar un organismo que puede ser un ejemplo para otros destinos turísticos relevantes de México.

**López Negrete** podría aportar en muchos sentidos, aunque su participación se limitaría a asesorar el proyecto, ya que no busca ni la dirección del organismo ni tampoco tener una posición ejecutiva.

En primer lugar, se necesita una persona con credibilidad frente a las empresas internacionales con las que hace promoción Quintana Roo, para establecer un programa a través del cual queden liquidadas las deudas contraídas durante la administración anterior.

La manera de hacer frente a los adeudos es el propio impuesto al hospedaje de 3% que representa un ingreso anual cercano a los 100 millones de dólares.

No hay que olvidar que 40% de los ingresos turísticos del país provienen precisamente de los destinos de Quintana Roo.

El organismo estará ligado a un fideicomiso y partirá de cero, es decir, no se planea que la OVC de Cancún o el Fideicomiso de Riviera Maya termine aglutinando a los demás.

Será una estructura que no tendrá más de 30 colaboradores y que representará a la totalidad de los municipios del estado y a siete regiones turísticas en particular.

La propuesta, hasta ahora, es que 60% de los recursos provenientes del impuesto al hospedaje sean canalizados a promoción como tal y 40% al desarrollo de productos turísticos.

Un aspecto delicado es quién encabezará este organismo, pues debe ser un ejecutivo que conozca a fondo los procesos de la mercadotecnia y que también haya tenido éxito en el tema de las ventas.

Aquí el reto consiste en no descartar incluso a los directores actuales de los fideicomisos, pero sí abrir el proceso de selección para identificar otros candidatos idóneos para el puesto.

Como el nuevo funcionario reportaría directamente al gobernador, es muy importante que este último se sienta cómodo, pero que, al mismo tiempo, tenga una probada solidez técnica.

La corporación contaría con una junta de gobierno, en donde participarán los presidentes municipales, los empresarios, las autoridades relacionadas a los aspectos turísticos y que será presidida por el propio gobernador.

Pero, además, tendría un comité de estrategia en el que participarán los propietarios de hoy, parques y demás empresarios relevantes de la zona; muchos de los cuales representan incluso los intereses de compañías extranjeras, particularmente españolas.

Por supuesto el uso de los recursos públicos deberá hacerse con transparencia.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas