X
Grupo Lomas Travel, cuatro décadas en Quintana Roo | Periódico Viaje

Grupo Lomas Travel, cuatro décadas en Quintana Roo

 
Carlos Velázquez
hrs.

RIVIERA MAYA.– Ayer, Grupo Lomas Travel, de Dolores López Lira y José Luis Martínez, cumplió 40 años desde que abrió sus puertas siendo una modesta agencia de viajes atendida por ella, mientras él generaba flujo como capitán de botones del hotel Presidente Intercontinental de Cancún.



Hoy esta empresa tiene 2,000 cuartos de hotel, es una Destination Management Company (DMC), como se les conoce en inglés a las empresas que comercializan y ofrecen distintos servicios turísticos en un destino, y son socios de Gustavo Ortega en la Vinícola el Cielo del Valle de Guadalupe.

El hotel de ésta última es operado por Presidente, que dirige Braulio Arsuaga, mientras que el resto los maneja Karisma.

En cuatro décadas estos empresarios han visto casi todo, pues siempre hay alguna razón más para sorprenderse.

Por ejemplo, al Hotel Nikelodeon, el último proyecto de Martínez antes de que sufriera una dura enfermedad, 38% del público que está llegando a hospedarse no es estadunidense, el principal mercado del resto de sus hoteles, sino mexicano y 37% ha provenido de Colombia.

O que en los 31 puntos de venta que dirige Rogelio Frachey López-Lira, los productos de Nikelodeon representen más del 30% de los ingresos totales por ventas al menudeo o retail y que las tiendas especializadas en sus personajes vendan 3 o 4 veces más que el promedio.

Tiendas donde un termo con forma de piña, que evoca una de las principales atracciones del parque acuático de Nickelodeon, en menos de siete meses ha generado ventas por más de ocho millones de pesos, cuando muchos de los colaboradores anticipaban que a nadie le gustaría.

Mientras Samantha Frachey López-Lira  directora de la División de Hoteles y Nuevos Proyectos, dice que al cierre del año pasado el volúmen de visitantes ya superó a las cifras del 2019, aunque las tarifas promedio estuvieron 30 dólares abajo.

También tiene presente que la competencia crecerá de manera importante, conforme vayan abriendo los destinos que cerraron por la pandemia, lo que planteará nuevos retos a los hoteles del Caribe mexicano.

No es exagerado decir que, primero, la crisis del “alcohol adulterado” en República Dominica en 2019 y luego el cierre de la mayoría de las islas del Caribe por covid 19, más la problemática que siguen enfrentando los cruceros por el mismo motivo, han contribuido indirectamente a la recuperación del turismo en Quintana Roo, pues hay menos competencia.

Ahora la falta de recursos para la promoción de los destinos mexicanos, el año electoral en Quintana Roo y los eventos de violencia de las últimas semanas se suman a un ambiente de desafíos crecientes.

Dolores López-Lira recuerda que hace más de 30 años, cuando vivía con sus hijos en Xel-Ha, tuvo que dejar la casa que compartían porque el ejército inició los operativos contra los narcos que tiraban paquetes de drogas desde sus avionetas a un río.



hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas