Generan nerviosismo medidas antiviajeros en EU

 
Carlos Velázquez
hrs.

Cuando el presidente de Estados Unidos, **Donald Trump**, prohibió la entrada a ese país de ciudadanos provenientes de Irak, Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia y Yemen, la Organización Mundial del Turismo (OMT) condenó el hecho a través de un comunicado.

La decisión de **James Robart**, juez de Seattle y quien bloqueó judicialmente la medida, le dio un giro distinto a esta situación, que ahora es objeto de un gran debate en ese país.

Sin embargo, y aunque no es su objetivo principal, se trata de la primera decisión de **Trump** que afecta directamente a los turistas, por lo que la OMT manifestó su “profunda preocupación y su firme condena”.

La prohibición, por razón de nacionalidad, refirió el organismo, es contraria al principio de la libertad de viajar y a la facilitación de los viajes impulsada por la comunidad turística internacional.

En consecuencia, dijo, ello mermará los inmensos beneficios que el sector turístico aporta en términos de crecimiento económico y creación de empleo en muchos países, incluido Estados Unidos.

“Además de los efectos directos, la imagen de un país que impone restricciones a los viajes de una forma tal hostil se dejará sentir sin duda entre los visitantes de todo el mundo y podría hacer caer la demanda de los viajes a Estados Unidos”, expresó **Taleb Rifai**, quien es el secretario general de la OMT.

Hoy en México ya se comienza a vivir una sicosis ligada a lo anterior.

A través de las redes sociales han proliferado comentarios de que las autoridades migratorias están hostigando a viajeros mexicanos que llegan a la Unión Americana e incluso han cancelado las visas de quienes llevan en sus teléfonos memes sobre **Trump**.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), aclaró que si bien los agentes migratorios pueden revisar los teléfonos móviles, como parte de sus atribuciones, no se está negando la entrada debido a memes políticos.

Aunque el ambiente que se está generando no es el mejor para impulsar el turismo en Estados Unidos, hasta ahora la US Travel Association, que preside **Roger Dow**, sólo ha hecho un llamado a encontrar rápidamente un balance entre seguridad y facilitación.

Pero es claro que estas actitudes hostiles, o la mera percepción de las mismas, podrían provocar caídas importantes en los ingresos de los destinos estadunidenses.

**DIVISADERO**

Maneras imperialistas. Southwest tiene todo el derecho para buscar el mayor número de slots posible de los que se están liberando en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México por la alianza comercial entre Aeroméxico y Delta, pero molestan sus malas maneras.

Y es que la aerolínea urgió al Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT) para que presione a las autoridades mexicanas a que favorezcan a esta aerolínea, sobre otras mexicanas que también buscan esos espacios de despegue y aterrizaje.

¿Su argumento? Ser consistente con la meta declarada de la administración de **Trump** sobre poner los intereses de Estados Unidos primero.

Sin importar, claro, que la decisión será tomada en México.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X