El Tianguis sigue en riesgo por el coronavirus

 
Carlos Velázquez
hrs.

Pasada la una de la tarde de este viernes en el centro de México, se hizo pública la noticia de la cancelación de la Feria Internacional de Turismo de Berlín (ITB), debido al Covid-19.

Hasta el jueves los organizadores del evento afirmaban que sí se realizaría, pero fue un sorpresivo brote del virus en Renania lo que prendió las alarmas en ese país.

Cuando la junta de ITB reconoció que no podía garantizar tener bajo control el Covid-19, las autoridades federales decidieron cancelar la feria de turismo más grande del mundo a la que asistirían más de 160 mil profesionales de los viajes.

Este hecho deja varias enseñanzas:

  1. El panorama puede cambiar en horas.
  2. Ni siquiera un país desarrollado, garantiza que no llegará el virus a una feria que, además, tiene una fuerte relación de negocios con los mercados asiáticos.
  3. Son las autoridades de salud, no de turismo, las que tienen la última palabra.

Por ello, todavía es prematuro lo que decida de la Secretaría de Turismo de México, respecto al Tianguis Turístico de Mérida.

La dependencia emitió un boletín el mismo viernes, en el que afirmó: “La organización del Tianguis Turístico de México continúa de acuerdo a lo planeado”.

Un primer posicionamiento, pero ciertamente habrá muchos elementos por evaluar en los próximos días.

El Covid-19 tiene una tasa relativamente baja de mortalidad, menos de 4%; pero se contagia de manera muy agresiva.

El escenario más positivo es que los casos no crezcan exponencialmente en las siguientes semanas en México y que se cumpla el pronóstico de que el virus perderá fuerza, por la llegada del calor.

Esta semana comenzaremos a saber la posición de los compradores internacionales de países como Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña respecto a si vendrán o no a México.

Si ya se anticipaba una participación limitada de los mismos, la nueva situación complica más el ambiente.

Tampoco hay que desestimar una posible reacción de los habitantes de Mérida, cuando valoren qué tan riesgoso o no es que lleguen a su ciudad algunos miles de visitantes de varias partes de México y el mundo, dado el temor que despierta el virus.

Falta una valoración sobre qué tan bien está preparada Mérida, para atender en su sistema hospitalario uno o varios casos en el contexto del evento.

Eduardo Chaíllo, fundado de Global Meetings, asegura que si no cambia el panorama el Tianguis debe seguir adelante.

Pero también hay perspectivas como la de Roberto Gaudelli, fundador de Gaudelli MCW y con décadas en la promoción del turismo; quien afirma que mientras más pronto se tome la decisión de cancelarlo, más se podrían acotar los costos que generaría una decisión de última hora.

Las dos son posiciones válidas y esta semana habrá más datos para tener en cuenta, en donde el criterio con más peso debe ser el sanitario.

En un asunto tan delicado, privilegiar el negocio potencial o la política le puede costar muy caro al país pero también a quienes tomen una decisión equivocada.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas