El inédito modelo de negocio del hotel Xcaret

 
Carlos Velázquez
hrs.

La negociación de una nueva fórmula para incrementar la recaudación a través del impuesto al hospedaje en Quintana Roo, es un tema que trae muy activos a los propietarios de los hoteles de esa entidad.

De hecho está en marcha la revisión de diversas propuestas con el gobierno de Carlos Joaquín González, partiendo de que los empresarios comparten el interés de que se refuerce la seguridad para lo que hace falta dinero.

Actualmente la mayor preocupación recae en los hoteles “todo incluido”, ya que después de que se cerró la posibilidad de aumentar del dos al tres por ciento el impuesto al hospedaje general; la nueva opción es aumentar la carga a los que operan con este plan.

Hasta ahora el impuesto de 2% sólo se cobra sobre la mitad de la tarifa de los “todo incluido”, pues se considera que lo demás corresponde a alimentos, bebidas y otras amenidades.

Sin embargo, la primera idea fue llevarlo al 70% lo que, evidentemente, no les gusta a los dueños de los hoteles que operan con el “todo incluido”.

Un caso interesante es el del nuevo Hotel Xcaret, que preside Marcos Constandse y cuyo director general es Francisco Gutiérrez.

El hotel que abrió sus puertas a principios de diciembre del año pasado, lo está haciendo con un plan que describen como all fun inclusive o “toda la diversión incluida”; esto significa que además del “todo incluido” tradicional, le suman las entradas a cualquiera de sus parques.

Según Carlos Constandse, uno de los socios fundadores de Experiencias Xcaret, esto no significará un problema, pues el hotel le paga un precio a los parques el cual para los registros contables queda separado de la tarifa hotelera.

De hecho éste sólo uno de los temas interesantes para el modelo de negocio del hotel, que hoy tiene una ocupación de 85%, casi tres puntos arriba respecto al promedio de la Riviera Maya.

Pero que adicionalmente en marzo estará ocupado al 95%, lo que significa para los parámetros hoteleros que estará lleno.

Otra pregunta que han tenido que responder, dado que son dueños del hotel y de los parques, es qué les resulta más rentable entre conservar a sus huéspedes o lograr que vayan a los que hasta ahora sigue siendo el core o núcleo del negocio.

Gutiérrez dice que la respuesta es que los clientes “estén felices”, pero más allá del tema de los turistas repetitivos; sus cifras demuestran que de todas manera ganan más cuando, como en el resto de los “todo incluido”, los huéspedes salen del hotel.

Ello sin pasar por alto que en los parques hay un buen número de actividades especiales que tienen un costo aparte y que no van incluidos en el all fun inclusive.

En todo caso, los meses de arranque de este hotel han sido extraordinarios no sólo por los altos niveles de ocupación, todavía con tarifas promocionales; sino por la respuesta altamente positiva que está teniendo en el segmento de congresos y convenciones.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas