Ampliación de aeropuerto podría ser contraproducente

 
Bedilia Brizuela
hrs.

La construcción del nuevo aeropuerto en la ciudad de México debe ir alineada con una política de estado, de lo contrario, podría agravarse la situación de que las aerolíneas internacionales se apropien del mercado aéreo más de lo que ya ocurre, dijo en entrevista el capitán Francisco Gómez Ortigoza, secretario de Asuntos Técnicos y del Exterior de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA).

Agregó que esta obra, a la cual catalogó como una gran iniciativa que se había estado buscando desde hace 30 años, sí forma parte de lo solicitado por el sector aeronáutico en México, en particular por ASPA, como política de estado, sin embargo, no soluciona el problema.

“Porque no es únicamente un aeropuerto lo que cambiará la industria, dado que inclusive, éste podría agravar la situación si no se hacen bien las cosas”, afirmó.

“Si vamos a aumentar la capacidad de un aeropuerto de forma abrupta y nuestras aerolíneas no pueden tomar ventaja de la inversión que el gobierno está haciendo con dinero de los mexicanos para que reditúe al país, los únicos que tienen la capacidad de cómo hacer las cosas en la actualidad -las aerolíneas extrajeras-, serán quienes vendrán a tomar lo que los mexicanos estamos invirtiendo”, dijo.

Indicó que cuando estas situaciones se han presentado a nivel mundial en países similares, los resultados son el aumento en la incapacidad para incrementar el número de aerolíneas nacionales, dado que éstas se tienen que contraer.

En su lugar, explicó, llegan las internacionales, que sí cuentan con el sustento y el apoyo para hacerlo y hacen dumping -práctica en donde una empresa extranjera establece un precio inferior, sacando de competencia a la empresa local-, por lo que comienzan a volar barato.

Así, dijo, aerolíneas nacionales se van a guerra de tarifas y llega un momento en que ya no pueden sostenerlas, por lo que se constriñen.

“Y las tarifas vuelven al lugar donde habían estado originalmente, así que se encarecer incluso aún más, ahora con la diferencia de que el estado y los mexicanos no podrán controlar lo que va a hacer una aerolínea extranjera en su territorio, pues al final de cuentas no es su concesión”, explicó.

**Las propuestas**

Gómez Ortigoza dijo que debido a toda esta problemática es que, desde mayo, ASPA ha elaborado una serie de propuestas que, a su forma de ver, deben tomarse en cuenta para que el desarrollo de la industria favorezca al país.

Dichas propuestas van dirigidas al gobierno federal y a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) con ocho ejes de política aeronáutica, comentó.

“La posibilidad de negocios debe abrirse pero con reglas bien estructuradas,con lo que consideramos, el país necesita para catapultar la industria aérea nacional, la cual vale el .4 por ciento del PIB”, comentó.

Añadió que ya ha habido respuesta por parte de las autoridades, sobre todo acerca de la apertura de cielos. Adicionalmente, dijo, se han enviado algunas salvaguardas que son, al final de cuentas, candados en las negociaciones para no dañar la industria nacional, además de que se han elaborado los mapeos de riesgo.

Entre las decisiones propuestas están la forma de maximizar esos beneficios a favor del pueblo de México o cómo poner un candado para que no se dañe esta vía de comunicación en el país.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas