¿Qué pasó con los viajeros que hacían un voluntariado en México?

 
Janeth Ochoa
hrs.
La empresa Worldpackers que realiza voluntariados en todo el mundo nos explicó en dónde están pasando la cuarentena los voluntarios que estaban en México.

Chris dejó todo en Sudáfrica, su casa, su trabajo, su familia y sus amigos para emprender un viaje alrededor del mundo por más de un año, sin embargo el Covid-19 lo dejó parado en Puerto Escondido en donde realizaba trabajo de voluntariado.

Él como cientos de viajeros después del anuncio de cuarentena en México tuvo que tomar una decisión: o se quedaba a pasar la cuarentena en el hostal y esperaba para seguir su viaje o intentaba regresar a casa.

El principal problema de los voluntarios, es el poco presupuesto con el que viajan el cuál, la mayoría de las veces contempla una pequeña cantidad de dinero para emergencias, misma que no contempla pandemias ni tener que comprar un nuevo vuelo.

Chris tomó la decisión de quedarse, porque no tiene nada a qué volver a su país y sale más caro comprar de emergencia un vuelo que seguir su rumbo.

“Espero poder seguir con mi viaje una vez que esto pase y quedarme por un buen tiempo en México, para mí es más fácil estar aquí, porque los vuelos son muy caros, no es tan fácil subirse a un avión y volver a casa, es renunciar a todo lo que esperabas“, comentó.

Viajeros voluntarios


Chris forma parte de los voluntarios de Worldpackers, una plataforma en línea que nació en 2014 que te permite contactarte con albergues en todo el mundo en los que puedes ofrecer un intercambio de talentos, desarrollar algún trabajo a cambio de comida y noches de alimento.

Puedes apoyar en la cocina del hostal, hacer mantenimiento, dar clases, cortar el jardín o atender la recepción del lugar y poder viajar por el mundo con poco dinero, además de tener distintas experiencias.

Voluntarios protegidos ante Covid-19

Los viajeros que hacen voluntariados han reaccionado ante el Covid-19 de maneras distintas, hay quienes se apresuraron a volver a sus países ante la amenaza del cierre de fronteras y hay quienes decidieron quedarse donde estaban.

En todos los casos, al avanzar la epidemia de coronavirus la plataforma de Worldpackers preparó un programa espacial para no dejar desamparados a estos viajeros.

Publicidad
Publicidad

“Para facilitar la conexión entre viajeros que necesitan de ayuda con urgencia y anfitriones que podían recibirlos bajo esta situación, creamos el filtro de Anfitriones Solidarios en nuestra herramienta de búsqueda, para que fuera más fácil encontrar un hospedaje para pasar la cuarentena“, detalló Rodolfo Montu, director de marketing de Latinoamérica de WorldPackers.

La plataforma también hizo válido para los voluntarios que así lo requirieran su seguro Worldpackers “que les incluye el pago de tres noches de alojamiento para que puedan quedarse con tranquilidad en algún lugar en lo que resuelven su situación”, declaró Rodolfo.

Hospedaje solidario

Mucho antes de que la pandemia iniciara en México ya algunos anfitriones de Worldpackers había recibido a voluntarios, por lo que para muchos fue imposible cerrar sus puertas.

“Es por esto que los anfitriones siguieron ofreciendo abrigo y comida a los viajeros, al igual como lo harían con personas de sus propias familias.Es lo que ocurre con frecuencia en los intercambios colaborativos”, explicó el director de marketing.

Para Alice dueña del Hostal Bonobo en Puerto Escondido la decisión se dio como un acto de solidaridad para todos aquellos que no tenían a dónde volver porque su vida es el viaje.

Es así como al final en el lugar se quedaron 3 viajeros y 3 voluntarios que pasan la cuarentena con ella y la gerente en el albergue surf del que es líder.

“Yo y la gerente del hostal vivimos aquí y nos pareció que era raro vivir solas y si podemos ayudar es mejor, así que decidimos dejar las puertas abiertas y que las personas decidieran. En un principio éramos 30 y al final sólo quedamos 8 que formamos una familia de cuarentena” declaró.

Los voluntarios pudieron quedarse sin pagos y a cambio de hacer trabajo de jardinería, pasear a los perros o hacer tareas de limpieza.

Alice señala que no es fácil cuando eres viajero abandonar tus sueños y que este grupo tiene siempre ese espíritu de aventura y ésta tan solo es otra aventura más.

“Tratamos de ser lo más positivos posibles y aún no sabemos qué va a pasar, por el momento estamos tratando de sobrevivir todos juntos, viviendo esta aventura que es una locura”, señaló.

En todos los casos y en todos los hostales donde se está ofreciendo esta opción se están tomando las medidas recomendadas por la OMS de sana distancia, además la regla es que una vez que entras a la casa y decides quedarte ya no puedes salir, no queda más que quedarse en casa, aunque esta sea la casa temporal.

hrs.
Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas
X