¿Y dónde está el dinero?

 
Carlos Velázquez
hrs.

Si fuera una película trágica-cómica podría llamarse: “¿Y dónde está el dinero?”

Pero no es y sí el esfuerzo emprendido desde la Secretaría de Turismo, Visitmexico y el Consejo de Diplomacia Turística (CDT) para financiar una campaña de reposicionamiento de los destinos mexicanos que aún no tiene fondos.

En realidad falta más tiempo del previsto para implementarla pues faltan varios meses para que el turismo regrese; pero hasta ahora el dinero sigue sin aparecer.

Publicidad
Publicidad

El punto fino de la reunión que encabezó hace dos semanas Miguel Torruco, titular de Turismo, para presentar la Campaña de Manejo de Crisis fue que el Consejo de la Publicidad aportaría en especie 280 millones de pesos.

Pero allí se pidió dinero constante y sonante para pagar producciones, pauta digital y acciones patrocinadas en redes sociales.

La propuesta fue que cada estado aportara dos millones de pesos y los municipios turísticos un millón.

La realidad es que los estados, asfixiados por la pandemia del Covid-19, no le están dando dinero al turismo y menos lo harán sin incentivos, como los empates pari passu que antes ofrecía la Secretaría de Turismo.

Así es que sólo han comprometido recursos para apoyar el proyecto el estado de Puebla y la Ciudad de México, a través del Fondo Mixto.

Mientras que entre los pocos municipios que podrían reaccionar positivamente, se mencionan a Puerto Morelos, Tulum, Cancún y Mazatlán.

La otra opción vigente es una petición que le hizo la Asociación de Secretarios Estatales de Turismo (Asetur) a la Secretaría de Economía, cuya titular es Graciela Márquez, para que destine recursos a esta campaña, sin la cual las pymes turísticas no saldrán adelante.

También el CDT, que presidirá hasta agosto el propio secretario Torruco, se ha reunido digitalmente para revisar la estrategia de manejo de crisis que se diseñó bajo la conducción del empresario Luis Barrios.

Propuesta alineada con la Organización Mundial del Turismo (OMT) y que incluye seis aspectos:

Crear mecanismos y estrategias de gestión de crisis; promover capacidades digitales; comprender el mercado para restablecer la confianza y estimular la demanda.

Promover el turismo local para una recuperación más inmediata; diversificar los mercados, productos y servicios; e invertir en sistemas de inteligencia de mercados.

La palabra clave, aquí también, es “invertir”.

¿Cuánto vale la estrategia?

El documento lo dice y son 385 millones de pesos, de los cuales son 280 millones para difusión nacional, con la aportación ya mencionada en especie.

¿Y lo demás? Nadie lo sabe.

Ya están de regreso aquellas cartas de Dear Country que se produjeron cuando Lourdes Berho fue directora general del Consejo de Promoción Turística (CPTM), lo cuál es entendible pues ella forma parte del equipo que comanda este esfuerzo para volver de la pandemia.

Unas misivas sentimentales, que le dicen a los canadienses de Quebec: “Come tu poutine (las tradicionales papas con gravy) y yo mis chilaquiles, pero nos volveremos a encontrar…”

Queda claro que con promoción orgánica no se resolverá el problema, hace falta dinero que sólo se conseguirá con liderazgo, unidad y transparencia.

Comentarios

hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas
X