Vino en Guanajuato, turismo y desarrollo inmobiliario

 
Redacción
hrs.

GUANAJUATO.– La semana pasada San Miguel de Allende recibió el premio de Travel & Leisure, conocida publicación de viajes cuya versión original se produce en Estados Unidos, como el mejor destino de América Latina.

No es la primera vez que ha sido reconocido por los viajeros, quienes son los que votan, debido a la belleza del mismo, sus atractivos culturales, sus hoteles boutique y la calidad de su gastronomía.

Un papel en todo esto ha jugado el vino, que en estos meses está muy presente, pues es cuando se realizan las Fiestas de la Vendimia. En las inmediaciones de San Miguel hay dos pequeñas bodegas, Dos Búhos, con una producción anual de 700 cajas, y Toyán, orientado a la producción orgánica y unas 40 mil botellas en almacenamiento debido a sus procesos de crianza.

Eso es muy poco, pero entre esos dos establecimientos y el 7
reconocido proyecto de Cuna de Tierra, de Ricardo Vega, éste ya en las inmediaciones de Dolores Hidalgo, a menos de una hora de San Miguel en coche, también hay una historia de éxito en el sector inmobiliario.

La Secretaría de Turismo de Guanajuato, que lleva Fernando Olivera, ha contribuido a contar una historia que de entrada tuvo una buena dosis de imaginación.

Es divertido observar en la carretera los anuncios que dicen: “Guanajuato, Ruta del Vino”, cuando son un puñado de establecimientos que no aportan ni 1% a la limitada producción nacional.

El hecho es que ya muchos saben que en Guanajuato se produce buen vino, lo que ha llevado a personas con cierto nivel de recursos a querer hacer realidad su sueño de tener su bodega y su etiqueta.

Son, por lo menos, tres casos concretos de desarrollos inmobiliarios, La Santísima Trinidad y Rancho San Lucas, además de Viñedo San Miguel de Alfonso Rojí y otros socios, que han tenido éxito con este concepto. Este último salió al mercado con una estructura de condominio, donde cada propietario de un terreno tiene parte del viñedo, y lo asombroso fue que en menos de un año se vendieron los 150 lotes y que habrá unas setenta casas, pues hubo quienes compraron dos o tres.

Más notable todavía que los precios de salida fueran de alrededor de 300 mil dólares, que ya duplicaron su valor. Hoy ya se habla de nuevos proyectos y el tema del vino sigue creciendo, pues Sectur Guanajuato abrirá en unos meses el nuevo Museo del Vino en Dolores, que seguirá posicionando el concepto y abriendo opciones para ampliar la estancia de los viajeros en esa ciudad.

Ésta es la época de las vendimias y vendrán al estado más de cinco mil visitantes que seguirán contribuyendo a construir la historia de los viñedos en el centro del país.

Claro, sin olvidar que un enólogo joven pero ya reputado, como Juan Manchón, de Cuna de Tierra, dice que espera ver antes de su muerte cómo la región de Dolores cobra importancia en el mundo del vino, tanta como la que hoy tienen La Rioja, Mendoza o Napa.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas