Ya inició la cuenta regresiva del turismo internacional

 
Carlos Velázquez
hrs.

Como ha sucedido en otras crisis del turismo, ninguna de la magnitud de la presente provocada por el Covid-19, el mercado interno ha sido fundamental para los países que cuentan con los recursos y volumen suficientes.

En países como Canadá, que ha puesto el ejemplo en América en privilegiar la salud por sobre todos los valores, el cierre de sus fronteras ha golpeado de manera extraordinaria a su sector turístico.

Allí mismo el organismo de promoción turística, Destination Canada, ha canalizado la gran mayoría de los recursos que antes invertía para llevar extranjeros a ese país a que sus propios ciudadanos hagan turismo interno.

Japón celebrará las primera Olimpiadas del mundo moderno, sin la presencia de visitantes internacionales que se tendrán que conformar con ver las competencias a través de las pantallas.

Pero todo esto va llegando al límite y una mezcla de vacunas y mayor conocimiento sobre cómo evitar los contagios del virus y mejores opciones para tratar la enfermedad, están provocando un movimiento creciente de viajeros.

Uno de los factores que explica la necesidad de viajar, es entrar en contacto con personas que ven la vida de manera diferente.

Otro factor importantísimo es el económico y los habitantes de muchos países, no sólo de los más ricos, saben que es más barato viajar al extranjero que hacerlo dentro de su país.

Así ha sucedido en el pasado reciente en Argentina, donde el manejo del tipo de cambio de su peso frente a otras divisas duras volvió más barato volar hasta México a disfrutar de una playa, que ir a Bariloche o a Calafate a precio de oro.

En ese rubro hay que apuntar también parte del éxito de algunos destinos mexicanos de sol y playa, donde el dinero de los estadounidenses vale muchísimo más que en su propio país.

Para no ir muy lejos, en Los Cabos hay una comunidad importante ya no de viajeros sino de habitantes californianos que han vendido sus casas increíblemente costosas en San Francisco o Los Ángeles, para mejorar su nivel de vida a un precio más económico.

Así es que está llegando el momento en que más y más personas están ansiosas de abordar un avión y viajar fuera de su país y está el momento de saber qué tan preparado está México para esta nueva realidad de la pandemia.

Incluso sin un organismo de promoción, los destinos mexicanos siguieron recibiendo viajeros estadounidenses porque era uno de los pocos países que podían visitar y también por los precios.

Pero en los próximo meses la competencia crecerá y experiencias del pasado indican que no será suficiente con los esfuerzos particulares que harán algunos destinos mexicanos y las empresas más activas del mercado.

Así es que no es absurdo plantear la paradoja, de que en este momento en que ya inició la cuenta regresiva para la recuperación de los viajes en el mundo; México pudiera perder rápidamente esa participación de mercado que ganó debido a su política de fronteras abiertas en el primer año de la pandemia.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X