Torruco y el CNET, una sesión de preguntas y evasivas

 
Carlos Velázquez
hrs.

Miguel Torruco, el secretario de Turismo, identifica odios donde no existen, mira a sus aliados naturales como adversarios y otra prueba ocurrió ayer, durante una reunión virtual con el Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET).



Los miembros del organismo que agrupa a algunas de las empresas más grandes de este golpeado sector, además de a varias asociaciones importantes, estaban acostumbrados a hablar claro y a que se les escuchara.

Pero la nueva normalidad es seguir hablando claro, pero sin eco por parte del gobierno de la 4T.

Fiel a su estilo, Torruco presentó algo así como su enésimo “informe de labores” e hizo el recorrido completo por Operación Tocapuertas en China, el Museo de Manzanero en Mérida y la Ruta del Pescado de Moctezuma.

Publicidad
Publicidad

También confirmó lo que anunciamos el domingo en Twitter, es decir que le habían recortado una subsecretaría, la de Planeación; pero añadió que no habría problema, pues seguirían cumpliendo con todas las tareas, aunque con una estructura menor.

Además reiteró que les habían hackeado Visitmexico, que la Fiscalía General de la República ya tomó cartas en el asunto y que la nueva versión que presentarán Marcos Achar y sus socios ayudará a interconectar a proveedores y agencias de viajes y que no les costará.

También aprovechó para echarle otra carretada de tierra a los funcionarios del pasado, pues dijo que en 2018 el turismo ya venía a la baja y que se gastaba el dinero a manos llenas.

Torruco había pedido que le hicieran los planteamientos por anticipado y por escrito, por tanto no hubo sorpresas cuando Brauilio Arsuaga, el presidente del CNET, le pidió que apoyara la Alianza Nacional Emergente por el Turismo que firmó la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

La respuesta del Secretario, en esencia, fue que en el pasado los pactos no habían servido para nada y que lo mejor era alinearse a la Sectur.

Después vinieron planteamientos como los de José Chapur, presidente de los hoteles Palace, y de Cristina Alcayaga, socia de los hoteles Sunset, quienes le pidieron su intervención para que bajaran los precios del Tianguis Turístico Digital de septiembre, pues pretenden cobrarles 100 mil pesos por empresa lo que es complicado en estos tiempos.



Torruco dijo que ya había 600 compradores confirmados y que el evento sería exitoso, así es que no respondió; como tampoco lo hizo a la pregunta de Alejandro Zozaya, presidente ejecutivo de Apple Leisure Group y vicepresidente del CNET, quien le planteó si estaría dispuesto a licitar el Visitmexico.

El empresario tampoco tuvo respuesta a su planteamiento de la necesidad de un programa de seguridad para apoyar el turismo carretero, dado que el turismo interno es clave para la reapertura y de que México enfrenta alertas de viaje de nivel cuatro con Estados Unidos.

Al final Miguel Torruco se puso anecdótico y relató cuando había sido bell boy y añadió que quería mucho al turismo; sin herramientas ni recursos, algunos empresarios se preguntaron, al cerrar sus computadoras, si aquello había sido una reunión de negocios o una sesión de preguntas y evasivas.

Comentarios



hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas