Preparan NOM en contra de los tiempos compartidos

 
Carlos Velázquez
hrs.

Esta semana la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), cuyo titular es José Daniel Jiménez Ibañez, emitirá un dictamen definitivo sobre la Norma Oficial Mexicana 29 (NOM29), que puede impactar negativamente en las inversiones turísticas futuras.



En el peor año para el turismo mexicano de su historia, la redacción propuesta hasta ahora afectaría la competitividad de los inversionistas mexicanos en destinos como Cancún, Riviera Maya, Los Cabos y Vallarta.

Según la Asociación Mexicana de Desarrolladores Turísticos (Amdetur), que preside Juan Ignacio Rodríguez, sólo en 2019 los tiempos compartidos generaron ventas de 277 mil semanas, que representaron cinco mil 100 millones de dólares.

México es el segundo país más importante en la venta de tiempos compartidos del mundo, con 25% del total del mercado.

Publicidad
Publicidad

En Estados Unidos se vendieron en 2019 tiempos compartidos por 10 mil millones de dólares y el negocio en el mundo superó los 20 mil millones de dólares.

A pesar de que 75% de los tiempos compartidos que se venden en México, son adquiridos por estadounidenses; el proyecto de la nueva NOM29 establece reglas que de ser publicadas en el Diario Oficial por la Secretaría de Economía, pondría en desventaja a los desarrollos mexicanos en relación con los que se siguen construyendo en EU.

Una de las normas más polémicas es la ampliación de cinco a 15 días en el plazo para arrepentirse de una compra, cuando en Estados Unidos el promedio para hacerlo es de 5.3 días.

Mañana el presidente de Amdetur compartirá aquí los detalles sobre este tema.

Divisadero

Escaramuza. Una historia que pocos saben es que fueron Juan Vergara y Marcos Achar, socios originales de Braintivity como parte del fallido negocio de Visitmexico, fueron quienes le “calentaron” la cabeza a Miguel Torruco en contra de Simón Levy.

Al Secretario de Turismo lo sacaron de sus casillas, cuando le dijeron que el entonces subsecretario estaba contratando agencias con recursos de Sectur, para crecer en las redes sociales.

Ese fue el punto de partida de una historia, que derivó en que Levy renunciara a la Sectur ante el acoso de Torruco.

Ahora habían pasado un par de meses desde que Levy criticó por última vez en Twitter al Secretario, hasta que el fin de semana el primero ofreció en esa red un iPhone12 a quien generara la mejor propuesta de políticas públicas sobre las maquiladoras.



Fue entonces cuando el sitio LoQueSigue reaccionó contra Levy y luego lo acusó de haber pasado información privilegiada para comprar el dominio de Visitmexico, lo que este último leyó como otro ataque de Torruco lo que derivó en sus enconadas respuestas.

Sobre el dominio lo que sucedió, fue que al concesionar Sectur el Visitmexico; la empresa que se encargó del alojamiento, pagó los dominios que tenía el Consejo de Promoción Turística, como una decisión rutinaria que después originó varios problemas.

Más allá de las diferencias entre Levy y Torruco, un hecho es que Visitmexico sigue sin jugar ese papel relevante en la estrategia digital del turismo mexicano que tantas veces han prometido Achar y sus socios.

Comentarios



hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas