¿Mensajes equivocados o saña neoliberal?

 
Carlos Velázquez
hrs.

La imagen del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) con una banderita verde dando la salida a un tren herrumbroso es doblemente increíble, viniendo de un político que domina la agenda de comunicación en México.

Hay que olvidar por un momento que el Tren Maya sea económicamente inviable o que esos miles de millones de pesos arrancados a la hacienda pública no serán fondeados por turistas internacionales, que se perdieron por el Covid-19.

Lo doblemente increíble es que la foto o el video que vieron millones sobre el proyecto del sexenio, fuera la de un político encorvado y de pelo blanco dando el “banderazo de salida” a unos vagones oxidados y con grafitis.

Publicidad
Publicidad

La Bestia, pues, sin esos sufridos personajes que son los inmigrantes centroamericanos.

Como también ha sido terrible en términos de comunicación, observar a un presidente de gira por carretera en la región más pobre y en el momento más crítico de la pandemia.

Una invitación a dejar el confinamiento para los menos educados, para los que están desperados por ganar dinero y que pueden terminar contagiados de uno de los virus más peligrosos.

Para no hablar del otro mensaje erróneo de que viajar por carretera sea sanitariamente más seguro que hacerlo por avión, cuando hemos visto cómo se han contagiado los empleados de las casetas de cobro.

O que desacredite el trabajo que están haciendo las aerolíneas, para brindarle seguridad sanitaria a sus pasajeros.

Pero también es motivo de asombro que el presidente critique al periódico Reforma, porque tuvo la “osadía”, la “decisión mal intencionada” de publicar los datos que el propio Hugo López-Gatell dio a conocer la noche anterior.

Si en su crónica nocturna de la pandemia hubiera dicho que el número de muertos de martes para miércoles habían sido “tantos” y que sumados a los “tantos” ignorados o no registrados en los días previos daban un total de más de mil, seguramente el reporte periodístico sería diferente.

Pero él informó que habían mil 92 muertos más y aunque mencionó que algunos decesos ocurrieron otros días, no los desagregó.

Estas historias recuerdan otra que fue muy comentada al inicio de 1995, cuando el entonces presidente Ernesto Zedillo hizo una gira por las Barrancas del Cobre en la peor de la crisis económica de entonces.

Y allí habló de que México saldría de la crisis, con la imagen de un inmenso barranco detrás de él.

Divisadero

Extra. Igual que aquellos periódicos que salían a media tarde cuando había una catástrofe, Héctor Flores Santana difundió un especial de último minuto de su Reporte Gemes.

Ahora sí ya con datos oficiales de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación, resultó que en abril sólo entraron 20 mil 600 visitantes internacionales por vía aérea contra 1.5 millones del mismo mes de 2019, con una disminución a tasa anual de -98.7%.

De Estados Unidos sólo llegaron 16 mil, con una caída de 99% contra 876 mil de abril de 2019; mientras que el número de canadienses se derrumbó de 209 mil a sólo 300.

Comentarios

hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas
X