Las camas vacías Covid-19, un incentivo perverso

 
Carlos Velázquez
hrs.

Un “incentivo perverso” es aquel que tiene un resultado contrario al que lo originó y este concepto económico se está haciendo presente respecto al número de camas disponibles para pacientes Covid-19.

Entre los factores para colocar a una entidad o destino en determinado color del “semáforo epidemiológico”, está el número de camas hospitalarias y respiradores artificiales disponibles para pacientes Covid.

Hoy a la comunidad médica, sobre todo la que labora en hospitales públicos, le preocupa muchísimo los cuellos de botellas que están habiendo en las cirugías programadas por la falta de camas y quirófanos.

Publicidad
Publicidad

Si la muerte se ha convertido en un número diario y creciente asociado al nuevo coronavirus, muchísimas personas no están siendo alistadas para cirugías debido a las restricciones que existen de “Camas no Covid”.

Esto se puede convertir en otro grave problema que le costará la vida a esos mexicanos que sufren complicaciones oncológicas, renales, cardiacas y de muchos otros padecimientos potencialmente fatales.

Pero no sólo los políticos sino también los destinos turísticos y, por supuesto, los hoteles, restaurantes y demás establecimientos vinculados a esta actividad también tienen interés en que haya un número importante de camas Covid vacías, para que aumenten los porcentajes máximos de ocupación de esos negocios.

Además está abierta la discusión sobre la “segunda ola” de contagios, un “rebrote” que algunos dicen no habrá en México porque los números desde mayo se han mantenido arriba.

La solución serían nuevos parámetros de medición, porque bajo cualquier escenario es equivocado mantener camas vacías y equipo ocioso que demandan otros pacientes en este desastroso 2020.

Divisadero

Huracán Delta. Lo que potencialmente sería una catástrofe, resultó ser un ciclón que provocó daños menores y ayer en la tarde Cancún reportaba 185 hoteles abiertos y sin problemas, para seguir recibiendo turistas.

En total, nos dijo Marisol Vanegas, secretaria de Turismo de Quintana Roo, ayer había 36 mil turistas en la Zona Norte del estado y estaban reabriendo sin problemas Cancún, Riviera Maya, Puerto Morelos, Isla Mujeres y Cozumel.

Los vuelos regresarán hoy y hubo que acomodar a viajeros que no pudieron tomar los que estaban previstos ayer; sobre todo en hoteles de servicios limitados, donde pasaron la noche.

Saludar con sombrero ajeno. Como en “las elecciones” y en el amor todo se vale, Rubén Muñoz, presidente municipal de La Paz y suspirante a candidato a gobernador por Morena, está haciendo una precampaña peculiar.

En los últimos días ha dado entrevistas a varios líderes de opinión de la Ciudad de México, en las que ha presumido que está llevando nuevos vuelos internacionales a La Paz, cuando todos ellos fueron negociados por los fideicomisos estatales de promoción turística.

También ha presumido los elevados niveles de seguridad, que es una de las banderas fuertes del actual gobierno de Baja California Sur.

A ese paso la próxima semana dirá que gracias a él arribarán en invierno las ballenas azules y grises y que además, apoyado en la “madre naturaleza”, él mismo diseñó los dramáticos paisajes que han hecho mundialmente famoso a este destino.

Comentarios

hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas