La pandemia abrió el apetito de Hyatt por comprar ALG

 
Carlos Velázquez
hrs.

Cuando Alejandro Zozaya, presidente ejecutivo de Apple Leisure Group (ALG), renunció hace 21 años a la dirección de Alimentos y Bebidas de Grupo Posadas para volverse emprendedor; uno de los accionistas le dijo al final de una comida: “Piénsalo dos veces, porque nunca volverás a ganar tanto dinero como aquí”.

El domingo este mexicano participó en el cierre de la venta de ALG que fue adquirida por Hyatt, cadena global que una vez superados los temas legales, se convertirá en octubre o noviembre en un jugador relevante en el segmento del hospedaje de placer “todo incluido” en las playas de México, el Caribe y España, con una fuerte presencia en el mercado norteamericano.

¿Cuánto dinero recibirán los fondos KKR y KSL que capitalizaron a ALG, cuánto obtendrán Zozaya y su familia y cuánto los ejecutivos que iniciaron la compañía junto con él? son preguntas cuyas respuestas se mantendrán en privado; pero en conjunto es una de las historias de éxito más importantes del mundo de la hotelería de los últimos años.

Zozaya compartió con esta columna que el fin de semana pasado, tras concluir las negociaciones, él estuvo llamando a los propietarios de los 107 inmuebles operados por su grupo, para anunciarles la decisión.

El contrato de operación original no cambia y está diseñado, dijo, para que los dueños sólo paguen más en la medida en que su negocio sea más rentable; lo que seguramente sucederá pues Hyatt llega con sus afiliados a su club de lealtad, su sistema de reservaciones y su fortaleza para negociar con las agencias de viajes por internet (OTAs, en inglés) como Expedia.

Una filtración a un medio neoyorkino aceleró el anuncio oficial al domingo por la noche, pues estaba previsto que se diera el lunes antes de que abrieran los mercados bursátiles.

Lo que vendieron los accionistas de ALG y los dos fondos de inversión fue el management o equipo gestor de 107 hoteles, las marcas y las compañías distribuidoras como Apple Vacations, Amstar, Travel Impressions, Cheap Caribbean, Southwest Vacations y su club vacacional.

Una empresa que hoy es 10 veces menor respecto a los más de mil hoteles que tiene Hyatt, pero sólo cuatro veces abajo en sus utilidades.

Para Zozaya la pandemia fue el detonante que aceleró la operación, pues Hyatt fundado por la familia Pritzker vio que todavía hay espacio para seguir creciendo y capitalizando oportunidades, en el río revuelto del Covid-19.

El lunes por la mañana, Zozaya se veía cansado pero contento; su familia y él mismo ganaron mucho dinero, lo mismo que los ejecutivos que creyeron en su proyecto y que además se mantendrán junto con el director general, Alejandro Reynal, quien ahora tendrá un asiento en el Consejo de Hyatt.

Alguna vez AMResorts fueron él, su computadora y sus sueños; ahora, compartió, tendrá tiempo para estar con sus hijas y dedicarlo a sus tareas como vicepresidente del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) y del Consejo Nacional Empresarial Turístico. También para bucear y promover su fundación para proteger a los tiburones; para apoyar un orfanato en Belice y realizar otras tareas sin sentido lucrativo; algo que fue posible gracias a que el pronóstico del empresario de Posadas, con quien mantiene una buena relación, ni remotamente se cumplió.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas