INEGI muestra un turismo grave por Covid-19

 
Carlos Velázquez
hrs.

El año pasado Carlos Mendoza, gobernador de Baja California Sur, dio la voz de alarma cuando el Producto Interno Bruto (PIB) Turístico se contrajo -0.1% respecto a 2018.

Nadie se imaginó entonces, que en el primer trimestre de este año la baja sería de -5.2%, según las cifras del Instituto Nacional de Geografía, Estadística e Informática (INEGI) y que además ese dato fuera preámbulo de otro peor en elaboración.

El dato del segundo trimestre, mostrará un hundimiento de dos cifras que no tendrá precedente en la historia de México.

Publicidad
Publicidad

Efectivamente ese -5.2% con el que nos atragantamos ayer en el desayuno, incluye dos meses positivos y de recuperación para el turismo en enero y febrero de 2020.

También dos semanas donde la presencia del Covid-19 comenzó a desinflar el interés por viajar y dos más del cierre total, al que orilló la pandemia.

El registro del segundo trimestre incluirá 10 semanas de cierre y luego una recuperación paulatina y topada, en el mejor de los casos, al 30% de la ocupación hotelera.

Desde aquella otra crisis del 2009, que a la distancia parece un “catarrito”, el turismo venía creciendo consistentemente.

Ahora los datos del INEGI reportan una reducción de -2.4% en el PIB y más del doble en el PIB turístico; además, el escenario para la recuperación en 2010 era muy diferente.

—El Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) contaba con más de 150 millones de dólares anuales y estaba al frente Rodolfo López Negrete, a quien no se puede regatear su visión estratégica.

Gloria Guevara llegó al frente de la Secretaría de Turismo, con un respaldo importante del entonces presidente Felipe Calderón quien no sólo le dio recursos presupuestales, sino que la apoyó para generar alianzas transversales con otras dependencias.

Sectur tuvo recursos para generar alianzas con los estados y desarrollar infraestructura turística; además de que el programa de Pueblos Mágicos generó incentivos para destinos secundarios.

—El problema del H1N1 fue resuelto y hubo un panorama claro para el regreso de los viajeros; además de que se logró explicar en los principales mercados emisores internacionales cuál era la situación del problema de inseguridad en México y porqué habían riesgos acotados en los principales destinos turísticos del país.

Hoy causan todavía más inquietudes situaciones como éstas:

—En el Programa Sectorial de Turismo 2020-2024 ni siquiera se menciona la problemática general por el Covid-19, con todo y que se publicó el 12 de julio pasado, precisamente después de ese primer semestre caótico para el turismo de México.

—La plataforma digital del turismo mexicano, Visitmexico, en el mejor de los casos tendrá que recuperarse prácticamente desde cero; al haber salido del internet con la expectativa de que vuelva el 20 de agosto con el doble reto de reposicionarse en Google y recobrar la confianza que se ha perdido por la crisis de las semanas recientes.

La lista de retos es más larga y las soluciones, para decirlo de manera ecuánime, no son evidentes.

Comentarios

hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas