G-20 espera recuperar 100 millones de puestos turísticos

 
Carlos Velázquez
hrs.

Arabia Saudita, un país que había estado cerrado al turismo no musulmán y que hace poco decidió abrirse, como anfitrión del próximo G-20 inaugurada promovió una reunión encabezada por Ahmed Al Khateeb, ministro de Turismo de ese país, y por Gloria Guevara,  presidente del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC).

Los países del G-20, entre los cuales está México, generan 60% de los empleos formales del sector turístico, en el cuál se habrán perdido 197 millones en 2020 debido a la pandemia.

El foco de la discusión de este encuentro fue cómo recuperar en el menor tiempo posible al menos 100 millones de los 118 millones de empleos formales que han perdido los países de este grupo.

Publicidad
Publicidad

La condición básica para ello es que haya una “coordinación internacional entre gobiernos, para restablecer operaciones efectivas y reanudar los viajes internacionales”.

Este enunciado es mucho más fácil decirlo que hacerlo, pero sólo si los principales países emisores y receptores se ponen de acuerdo en este aspecto, será factible que en el corto plazo se incremente de forma importante el número de viajes internacionales.

Ya hemos comentado en este espacio, cómo la coincidencia en las decisiones tomadas por los gobiernos de Estados Unidos y México respecto a la pandemia han permitido un aumento paulatino en el número de viajes entre los dos países.

El caso opuesto es el de Canadá, que al haber sido mucho más estricto en el aspecto de salud tiene muy buenos números en el manejo de la enfermedad; pero ha tomado medidas tan duras, como exigir la cuarentena de 14 días a sus connacionales que hayan viajado a México y a Estados Unidos, lo mismo que a los extranjeros.

Entre las 24 medidas específicas propuestas en la reunión del G-20, destacan la implementación de un protocolo de prueba internacional; estandarizar los protocolos de seguridad e higiene y tener un enfoque coordinado para reabrir las fronteras.

También modificar las exigencias de la cuarentena y limitarlas al caso de las pruebas positivas y considerar un protocolo internacional de rastreo.

Se trata de un esfuerzo titánico, pero con éstas y otras decisiones se podría acelerar la recuperación de los puesto de trabajo; la otra alternativa es esperar la vacuna, su aplicación y asumir las consecuencias de las crisis sociales que ya están en puerta.

Divisadero

Otra pérdida lamentable. El miércoles falleció Carlos Gosselin, un arquitecto convertido en hotelero que ganó el reconocimiento de los viajeros exigentes con su Paraíso de “La Bonita”, como le decía a su esposa Elisa.

Durante su paso por la presidencia de la Asociación de Hoteles de Cancún fue un personaje crítico y particularmente puntilloso, sobre todo cuando se salieron de control los problemas de seguridad.

Este empresario privilegiaba el servicio y el arte mexicanos pero tuvo la visión de sumar lo que era un hotel independiente a Zoetry, la marca de lujo de Am Resorts.

A sus 88 años había llevado una vida larga y fructífera, ahora segada por la pandemia. Descanse en paz.

Comentarios

hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas