Fonatur prepara “granjas” de energía de solar

 
Carlos Velázquez
hrs.
Proyecto de Fonatur para generar recursos que se inviertan en mejorar las condiciones de vida de los habitantes de los CIP: granjas de energía solar

Dicen los críticos de Rogelio Jiménez Pons, director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), que es un personaje “monotemático”; pues toda su energía está enfocada al Tren Maya, proyecto estratégico del presidente López Obrador.



Pero Fonatur también tiene otras responsabilidades y, para decirlo rápido, de las decisiones que se tomen en esta administración depende el futuro de Cancún, Los Cabos, Ixtapa-Zihuatanejo, Huatulco y Loreto.

Los cinco Centros Integralmente Planeados (CIP) que concentran más de la mitad de la oferta de los destinos de sol y playa en México; precisamente aquellos que, junto con Vallarta y Riviera Maya, son punta de lanza de la recuperación del turismo tan dañado por la pandemia del nuevo coronavirus.

Recientemente se planteó en este espacio, que es inocente imaginar en un escenario presupuestal de escasez, como el que enfrenta este gobierno, que Fonatur se pueda seguir responsabilizando indefinidamente de darle mantenimiento a los CIP.

Publicidad
Publicidad

Jiménez Pons de hecho trabaja en algunos cambios al respecto y aunque todavía no hay una fecha perentoria; ha comenzado a platicar sobre el tema con gobernadores, empresarios y otros líderes de estos destinos turísticos.

Su idea es conformar unos consejos consultivos, en los que participen los gobiernos estatales y municipales; las asociaciones patronales y empresarios relevantes de cada plaza, junto con Fonatur.

Un nuevo modelo de gobernanza y fuentes alternativas de financiamiento son necesarios para que los CIP se mantengan en buenas condiciones, como principales polos turísticos.

Es cierto que hoy no resulta fácil encontrar la lógica de que el mantenimiento de Cancún corra por cuenta de Fonatur; mientras que la totalidad del impuesto predial lo cobra la presidencia municipal de Benito Juárez.

Claro que no todos los CIP han sido tan exitosos como éste; ni todos enfrentan los mismos retos y además Fonatur fue indispensable para su consolidación.

Uno de los proyectos de Jiménez Pons para generar recursos que se inviertan en mejorar las condiciones de vida de los habitantes de los CIP, es construir granjas solares, la primera de las cuales estará en un predio de 300 hectáreas que se encuentra a 12 kilómetros de San José del Cabo y que era inviable para vivienda.

En Baja California Sur (BCS), el precio de la electricidad es seis veces mayor respecto al promedio nacional, lo que le da una alta rentabilidad a este proyecto.

De hecho ya está negociando aportar dicho predio y entrarán como socio la Comisión Federal de Electricidad, que dirige Manuel Bartlett, y Nacional Financiera, que lleva Carlos Noriega Romero, con financiamiento.

¿Un proyecto de energía limpia en este gobierno?

Jiménez Pons dice que no entrará a esa polémica; pues el presidente López Obrador quiere Dos Bocas para que un país productor de petróleo, como México, no siga importando gasolina.



Sobre las granjas solares tiene contempladas alrededor de siete, dos más en BCS y otras cuatro en Quintana Roo.

Fonatur cuenta con reservas territoriales para generar ingresos; también prevé vender activos y debe recuperar otros que fueron entregados o concesionados para beneficiar a unos pocos, detrás de los cuales hay historias de abuso y corrupción.

También te puede interesar la columna: BONILLA, GONZÁLEZ, EL COYOTE Y EL CORRECAMINOS

Comentarios



hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas