El turismo de la CDMX ya no ve lo duro sino lo tupido

 
Carlos Velázquez
hrs.

Con una ocupación hotelera en el año que no rebasa 30%, los hoteles de la Ciudad de México siguen en una situación muy complicada y ya van para un año y seis meses de problemas desde que inició la pandemia.

Pero no sólo el virus, sino un conjunto de problemas han vuelto su situación tan complicada:

1. La caída de las compras de gobierno. El número de viajeros que llegan a la capital del país en busca de los otrora jugosos negocios con las dependencias públicas, se encuentran no sólo conque el gobierno de la austeridad franciscana ha bajado de manera relevante sus presupuestos sino que se ha reducido la posibilidad de acceder a ellos a través las licitaciones públicas.

Así es que hoy más que nunca es importante tener la “bendición” de la 4T, lo que desanima las visitas a la capital.

3. Muchos ejecutivos de los corporativos extranjeros también han reducido sus viajes, pues además de las limitaciones regulatorias por el virus también han bajado los negocios potenciales.

4. Los congresos y las convenciones están a su mínima expresión, en parte por el temor a los contagios y porque el gobierno federal era una pieza fundamental en la realización de los mismos.

Sus inversiones pagaban muchas veces los gastos lo que le daba un margen a los organizadores, para obtener utilidades a través de la participación de los particulares.

Hoy el riesgo de organizarlos y perder dinero ha aumentado de forma importante.

5. Carlos Mackinlay, secretario de Turismo de la Ciudad, ha tenido una posición timorata de decirle que sí a todo a su jefa y no ha puesto en marcha un solo programa efectivo para apoyar al turismo en este periodo tan complicado.

6. El Fondo Mixto de Promoción Turística, que encabeza Paola Félix, apenas está retomando el ritmo de sus actividades, luego de que le retiraron gran parte de su presupuesto para los hospitales Covid.

7. Después, y quizá lo más importante, viene la falta de apetito de los viajeros por ir a una ciudad cuando están privilegiando las playas y los destinos de naturaleza.

La peculiar forma de maneja la pandemia del gobierno federal, con un costo altísimo de vidas humanas, ha sido extraordinaria para la recuperación de los destinos que le gustan a los viajeros estadounidenses.

Desafortunadamente esas ventajas no han sido para todos y marcadamente el turismo de la capital está padeciendo fuertemente, lo que ya está derivando en daños estructurales como el cierre definitivo de hoteles y la desaparición de muchas empresas.

Divisadero

Más barbaridades. Lo que tampoco tiene pies ni cabeza desde la lógica de apoyar al turismo (a lo mejor será un buen negocio para alguien), es la decisión de la Secretaría de Turismo que lleva Miguel Torruco, de hacer un Tianguis de Pueblos Mágicos en Barcelona del 22 al 24 de abril del 2022.

Hoy España no representa ni 1% de los viajeros internacionales por avión y van fundamentalmente a las playas; pero Sectur le dio un contrato de 5.5 millones a su amigo Rafael García Garza para promover los Pueblos Mágicos en ¡Cataluña!

Será una de las dos acciones relevantes de la dependencia en el extranjero el próximo año, junto con la visita a Fitur en Madrid. Pausa. Debido a un viaje con mala conexión a internet, esta columna se volverá a publicar de nuevo hasta el lunes 13 de septiembre.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas