Dice Salazar que está “devastada” la industria de reuniones

Carlos-Veranda
 
Carlos Velázquez
hrs.

Faltan unos días para que Jaime Salazar deje la presidencia del Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones (Comir) y hoy usa un calificativo para describir la situación de este segmento: “Devastado”.

Tampoco se tira al drama, pues las ventas van muy bien: “Hemos vendido nuestras casas, nuestros coches”, comenta con una sonrisa.

La contracción de este mercado en México, que incluye a los congresos, convenciones, ferias y exposiciones; se estima en 10 mil millones de dólares.

Publicidad
Publicidad

De manera conservadora  Salazar dice que de los 900 mil empleos que había el año pasado en torno a este sector, ya se han perdido por lo menos 200 mil; una industria, además, que proporcionalmente contrata más jóvenes y mujeres que el promedio de la economía.

Roberto Ibarra, fundador de Turismo y Convenciones, uno de los empresarios con más años en este negocio, asegura que si se cuenta a las aerolíneas, a los hoteles especializados en negocios y a los centros de congresos y convenciones, el número de empleos perdidos podría ascender a medio millón.

Desde que llegó Salazar, hace casi dos años, la industria de reuniones enfrentaba un panorama muy retador; comenzando porque el gobierno federal se contrajo de manera muy importante como contratante de estos eventos.

En 2019 ya se hablaba de una reducción de una cuarta del negocio, pero lo que vino después se ha convertido en una película de terror.

El escenario más positivo es que salga la vacuna y que a finales del próximo año pueda haber un ligero repunte.

El martes, en una comparecencia por zoom, el Secretario de Turismo Miguel Torruco le pidió a los senadores que incluyan la Tasa Cero de IVA para congresos y convenciones, para apoyar la recuperación de este sector.

Salazar no cree que sea la panacea, pero sí que hace falta contar con un “arcenal” de herramientas para el eventual regreso y una de ellas es la tasa cero.

Eduardo Chaíllo, consultor especializado en el segmento, recordó que en 2004 se aprobó la tasa cero del IVA dentro de la Ley de Ingresos; pero a partir de la administración de Enrique Peña se optó por incluirla en un decreto que se actualiza cada año, lo cual genera incertidumbre para hacer un trabajo de planeación de mediano y largo plazos.

Hoy sólo los recintos de Congresos y los hoteles pueden ofrecerla a los extranjeros y ello le genera una ventaja competitiva a México, pues en Estados Unidos no hay tasa cero.

Una propuesta de la industria de reuniones, es que también los organizadores puedan ofrecer a sus clientes extranjeros la tasa cero directamente.

Actualmente, si ellos facturan a hoteles o recintos, no pueden obtener la tasa cero, pues se justifica técnicamente como un servicio de exportación y la exención sólo la pueden recibir los extranjeros.

Salazar dice que los eventos digitales y mixtos serán fundamentales para la todavía lejana recuperación de la industria; aunque reconoce que el golpe ha sido tan fuerte, que hay todavía quienes están en la etapa de la negación.

Comentarios

hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas