Airbnb y sus cuentas alegres para la Secretaría de Hacienda

 
Carlos Velázquez
hrs.

Si el sector hotelero aplaudió la decisión de la Secretaría de Hacienda, cuyo titular es Arturo Herrera, de avanzar fiscalmente para “emparejar el piso” tributario y cobrarle el IVA a las plataformas digitales de rentas de departamentos y casas, como siempre “el diablo está en los detalles”.

Así es que algunas firmas tipo Airbnb se pusieron creativas con sus fiscalistas para darle la vuelta a la regla; mientras que otras acataron a carta cabal la medida, así es que ahora estas últimas están exigiendo que todas sean medidas con el mismo rasero.

Según lo que establece la ley, las plataformas deben enterar el impuesto sobre el valor total de cada reserva incluidas las tarifas de servicio.

Publicidad
Publicidad

Sin embargo Airbnb decidió pagar selectivamente el impuesto del 16% sólo sobre sus tarifas de servicio y no sobre el valor total de la reserva.

Según AirDNA, un proveedor de datos de alquileres vacacionales de corto plazo, el valor neto de las reservas de Airbnb en México en junio de 2020 superó los mil 270 millones de pesos sin tarifas de servicio, así es que esta plataforma no le reportó al gobierno federal 203.2 millones de pesos.

No es un caso único, pues Booking.com tampoco le está pagando a SHCP lo que, además, está afectando la competitividad en México de empresas como Vrbo, de Expedia, que sí están cumpliendo con la norma.

El resultado neto es que hoy cuando el dinero es un bien marcadamente escaso, debido a la pandemia del Covid-19, la Secretaría de Hacienda está dejando de recibir montos que no son nada despreciables.

Divisadero

Nuevas rutas. Entre esas historias peculiares que ocurren en las crisis, resulta que el Covid-19 en Estados Unidos está afectando más los planes de los viajeros de negocios y menos los de placer.

Adicionalmente resulta que varios destinos atractivos para los estadounidenses, como la mayoría de las islas de habla inglesa en el Caribe, siguen cerradas para ellos y como consecuencia de todo esto, las aerolíneas del vecino del norte están volteando a ver nuevos destinos mexicanos de playa.

Una oportunidad que aprovecharon Carlos Mendoza, gobernador de Baja California Sur, y su Secretario de Turismo, Luis Araiza, quienes alinearon los esfuerzos de sus fideicomisos de promoción turística para cerrar una alianza muy interesante con American Airlines.

En la misma también tuvieron una participación activa el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) y Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) y todos culminaron un interesante acuerdo junto con José María Giraldo, director regional de American Airlines para México, Centroamérica y Colombia.

Así es que a partir de la segunda quincena de diciembre, por primera vez habrá cuatro vuelos semanales de Phoenix a Loreto y dos a La Paz; así como uno desde Dallas al primer destino y dos al segundo.

Ello sin obviar la nueva ruta de esa compañía desde Nueva York a Los Cabos.

Se trata de tres sitios extraordinarios en Baja California Sur por su riqueza natural, cultural y la belleza de sus escenarios; que ahora podrán ser descubiertos por más viajeros gracias a la conectividad de esta aerolínea estadounidense.

Comentarios

hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas