Una oportunidad para consolidar a Asetur

 
Carlos Velázquez
hrs.

La Asociación de Secretarios Estatales de Turismo (Asetur), que preside Fernando Olivera, paulatinamente ha ido creciendo en importancia como un interlocutor relevante con la Federación, aunque le hace falta dar un “estirón” para que influya de forma determinante en la agenda turística del país.

De hecho la Comisión de Turismo de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), que comanda en este caso el gobernador Carlos Mendoza, de Baja California Sur, tiene el peso que le da la participación de todos los jefes del Ejecutivo de las entidades federativas.

Aunque su capacidad operativa es más bien limitada y no participa en el día a día de los temas de turismo, lo que sí hace Asetur.

Así es que Olivera tiene ahora una buena oportunidad, para consolidar la relevancia de este organismo de cara al proceso electoral que ya está en puerta para elegir al sucesor de Enrique Peña.

Los funcionarios estatales que llegaron, recientemente, al tema del turismo, seguramente no tienen presente cómo fue Rodolfo Elizondo, cuando era secretario de turismo federal a finales del sexenio de Vicente Fox
y durante los tres primeros años de Felipe Calderón, quien alentó esta asociación.

En ese tiempo muchas oficinas que no tenían el rango de secretarías de turismo en los estados, fueron elevadas a dicha posición para tener un mayor nivel de interlocución con Sectur federal.

Algo que siguió funcionando bien cuando Gloria Guevara sucedió a Elizondo, pues fue entonces cuando tuvo mayor capacidad para negociar proyectos y presupuestos.

Con Claudia Ruiz Massieu la situación cambió, pues si bien Bettyna Benítez, entonces su presidenta, como miembro destacada del PRI en el Estado de México tuvo una relación fluida con la primera; la realidad es que la titular de Sectur federal buscó elevar el nivel de interlocución directamente con los gobernadores.

Enrique de la Madrid ha estado más abierto para interactuar con quien sea necesario y, por eso, ahora en esta transición es válida la inquietud de Olivera por empoderar a la Asetur.

Hay muchos temas que se discuten allí que pueden resultar clave, para darle continuidad a la importancia de seguir reforzando al turismo a través de las políticas públicas para que siga creciendo como un factor de desarrollo económico.

Entre estos retos, hay áreas de oportunidad para mejorar los procesos de contratación de la publicidad de los cooperativos entre el Consejo de Promoción Turística y las entidades que se encargan de esas tareas en los estados.

También, para negociar la construcción de obras de infraestructura, que resultan claves para facilitar el crecimiento del turismo en ciertos lugares concretos.

Otro tema es la capacitación, pues depende de la coordinación entre la Federación y los estados que se atienda de mejor manera este asunto que es clave no sólo para los empleados, sino para los emprendedores.

La lista es, verdaderamente, muy larga, también hay aspectos de seguridad; de coordinación para el manejo de crisis ante situaciones que tiene un impacto en los mercados emisores del extranjero y hasta la negociación con paraestatales como la Comisión Federal de Electricidad.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X