X
Un problema mal entendido sobre la promoción en Quintana Roo | Periódico Viaje

Un problema mal entendido sobre la promoción en Quintana Roo

 
Carlos Velázquez
hrs.

Desde el gobierno de Félix González en Quintana Roo, se comenzó a gestar una deuda en ese estado que creció exponencialmente con la llegada de Roberto Borge quien la dejó arriba de los 20 mil millones de pesos.



Carlos Joaquín González, quien concluyó hace dos semanas su mandato, rengoció, pagó pero sólo la redujo en unos 300 millones de pesos, sobre todo por el impacto que tuvo la pandemia del Covid-19 ante la falta de apoyos federales.

Una de las transiciones más tersas que se han dado en los últimos años entre dos gobernantes de distintos partidos, fue con Mara Lezama, la actual gobernadora quien llegó como militante de Morena.

Pero la deuda sigue allí y entre las últimas gestiones que hizo Joaquín como gobernador, fue una visita al presidente Andrés Manuel López Obrador y al secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O.

Su propósito fue tratar de obtener los recursos para saldar una parte de las deudas a proveedores contraídas en el último año de su gobierno.

En números redondos la entidad tiene deudas por este concepto por unos cinco mil millones de pesos, de los cuales dos mil quinientos vienen todavía de los dos gobiernos anteriores ya mencionados.

Aunque no ha habido una negativa a pagarlos, el gobierno de Lezama sigue sin recibir los recursos lo que está derivando en una fuerte presión de algunos medios de comunicación tanto porque son acreedores, como porque tienen relación con algunas de las empresas afectadas.

En ese camino Darío Flota, director saliente del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQ), se está convirtiendo en un “chivo expiatorio” a quien ya le están inventando que le fincarán responsabilidades por la deuda superior a los 600 millones de pesos que dejó en dicho organismo.

Javier Aranda, quien lo reemplazó en esa posición, ya ha dicho que no sucederá así pero el acecho mediático sigue, cuando en su descargo él tuvo incluso la obligación de contratar esos servicio por un tema legal.

De acuerdo con las normas vigentes, el CPTQ debe ejercer el presupuesto anual que se le asigne; pues su titular será sancionado, en caso de que subejerza los recursos que le autoriza cada año su junta de gobierno.

Ahora al buscarle “chipotes” al piso estando tan parejo, nuevamente se está haciendo un escándalo en torno a uno de los pocos organismos de promoción turística que siguen operando en el país, precisamente en uno de los dos estados que más rápidamente se recuperó de la crisis del Covid-19, gracias a que regresó rápido el turismo.

Un escenario que también deja mal parada a la promoción turística, cuando el problema es no tener esos recursos etiquetados, dado que los genera la propia actividad, y no entregarlos a tiempo porque siempre surgen otras prioridades cuando este sector mantiene en marcha a toda la economía del estado.

Divisadero

Nuevo complejo. Marcos y Elías Sacal, no sólo siguen adelante con el proyecto de Grand Island en Cancún, sino que ahora estarán “preinagurando” la próxima semana el complejo i421, en avenida Insurgentes 421, en la Ciudad de México, con sus hoteles Andaz y Mondrian.

Allí estarán Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno Capitalino, quien esta semana lanzó las festividades por el Día de Muertos; así como Luis Antonio Ramírez, titular de Bancomext, entre otras autoridades del gobierno.



hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas