Un moderado optimismo sobre el futuro del turismo

 
Carlos Velázquez
hrs.

 

En tan sólo un mes el entorno que parecía, absolutamente, favorable para la actividad turística en México se está tornando cada vez más complejo, tanto que cada vez resulta más valioso entenderlo.

Julián Balbuena, presidente de Best Day, es un jugador relevante de la industria turística, pues su compañía es una de las agencias de viajes por internet más grandes de México y América Latina.

También, es una firma que ha invertido recursos importantes para procesar la información que corre por sus sistemas.

Así es que es interesante saber que para él, si bien reconoce que hay en el ambiente un gran número de variables que están generando ruido, todavía asegura sentirse “moderadamente optimista”.

Desde su perspectiva, ni los desastres naturales ni la última alerta de viajes de Estados Unidos hacia México ni la actitud demencial del hombre que tiró a mansalva sobre miles de inocentes en Las Vegas han logrado cimbrar los pilares del turismo.

Al cierre de septiembre, pone por ejemplo, la ocupación de los cuartos en la Riviera Maya, que estaba a niveles similares a los del año pasado con la diferencia de que hoy están abiertas muchas más habitaciones.

Incluso, tiene dudas sobre si caerá o no la llegada de viajeros a Las Vegas, pues necesita unos días más para obtener más información, hasta ahora, por lo menos, no ha habido cancelaciones de las ventas cerradas.

Así es que propone, como dice la conocida frase, ocuparse en lugar de preocuparse, generando información fidedigna, contextualizando bien los temas y haciendo más promoción.

Muchas veces la visión de Best Day ha sido acertada y ojalá sea así, otra vez.

Divisadero

Dudas razonables. Al interior de la Secretaría de Turismo, cuyo titular es Enrique de la Madrid, la pregunta que flota en el aire es quién cerrará esta administración.

Y es que ya permeó la versión de que de una u otra forma, De la Madrid dejará las oficinas de Mazaryk en algún momento en los próximos dos meses.

La razón es que se da por hecho que, o bien será el candidato presidencial del PRI o estará en la campaña de José Antonio Meade.

Desde los trágicos eventos de septiembre, al secretario se le ve muy concentrado en participar desde su trinchera en las estrategias de la Presidencia y algunos de sus colaboradores cercanos se sienten un poco abandonados.

Así es que ahora hay una especie de quiniela según la cual el secretario cerrador, como en el beisbol, será Salvador Sánchez, subsecretario y pariente político del poderoso Manlio Fabio Beltrones, o Gerardo Corona, subsecretario más financiero en la historia de la dependencia.

Aunque también se especula con el nombre de Bettyna Benítez, extitular de Turismo del Estado de México, quien tiene conocimientos sólidos y mantiene buenas relaciones en la Presidencia.

Claro que una tercera posibilidad es que, después de este momento de calor político, De la Madrid, sencillamente, siga trabajando en Sectur hasta el último día de noviembre del próximo año.

Cualquiera puede participar en las apuestas.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X