Covid-19:Un imprevisto para el reconocimiento facial

 
Arturo Velásquez
hrs.

SALÓN TIC de Arturo Velázquez

A principios de este siglo, el reconocimiento facial aún parecía propio de la ciencia ficción, sin embargo, en los últimos diez años, el uso de esta tecnología se ha generalizado. Tiene mucho que ver con lo que se conoce como reconocimiento de patrones, disciplina en que convergen las matemáticas, la ingeniería y la computación y que es una de las partes fundamentales de la inteligencia artificial.

Uno de los pioneros en su desarrollo fue Wilson Bledsoe, académico de la Universidad de California, en la década de los sesentas desarrolló un sistema de clasificación de fotografías de rostros, utilizando una de las primeras tabletas digitalizadoras, para ubicar manualmente las coordenadas de varias características faciales. Estas métricas se almacenaban en una base de datos, luego recibía una nueva fotografía y recuperar la imagen que más se le parecía. Fue un prototipo con muchas limitaciones, principalmente por la tecnología de digitalización de la época, pero logró demostrar que el reconocimiento facial era viable.

En el Super Bowl de 2002 se hizo una prueba de reconocimiento facial. Se detectaron varios “delincuentes menores”, pero también falsos positivos. No estaba listo para salir al mercado.

Los teléfonos inteligentes, las aplicaciones bancarias, las de control de acceso y muchas otras, también han confiado en este biométrico. El mercado de las aplicaciones de reconocimiento facial, según la empresa de investigación de mercados Allied Market Research, llegará a 9.6 mil millones de dólares para 2022.

Millones de chinos, en su país, se ponen máscaras por miedo a contraer el coronavirus, lo que propicia una consecuencia inesperada al anular funciones basadas en el reconocimiento facial. De repente, los teléfonos móviles, puertas de comercios y cuentas bancarias ya no se están desbloqueando con una mirada. La tecnología es una pieza clave en el esquema del gobierno chino para vigilar a sus 1,400 millones de ciudadanos, lo que también se vuelve un gran problema. Sin embargo, parece que esto es solo temporal, ya que de acuerdo con el portal de noticias qz.com, la empresa Coreana de Inteligencia Artificial SenseTime está lanzando un producto de reconocimiento facial que puede inclusive identificar a las personas que usan una máscara, con una alta precisión.

Parece que la industria de los viajes puede ser una de las grandes beneficiarias de la adopción del reconocimiento facial en múltiples aplicaciones.

Comentarios
hrs.

Colaborador habitual de Periódico Viaje. Maestro en Ciencias, dedicado al desarrollo de software desde hace más de 25 años. Profesor universitario por más de 10 años. Interesado en entender las innovaciones tecnológicas y sus aplicaciones en diversas industrias, incluidas la del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas