Un circo millonario para la Riviera Maya

 
Alonso Gordoa
hrs.

Sin duda **Daniel Chávez**, presidente de Grupo Vidanta, es un empresario exitoso que ha forjado un emporio con su cadena Mayan orientada sobre todo al modelo de tiempo compartido.

Y ahora mismo está impulsando un proyecto que, por una parte, refiere el crecimiento que ha tenido Cancún y la Riviera Maya como un destino turístico que en su conjunto cuenta ya con más de 70 mil cuartos de hotel.

Aunque, por la otra, es una muestra de que, como empresario maduro, todavía no le tiene aversión al riesgo, pues implica una apuesta importante.

Se trata del primer Cirque du Soleil que, de manera permanente, estará en un destino turístico de América Latina.

Según refiere **Cirilus Michele**, director de este nuevo circo en México, el proyecto nació de la amistad entre **Guy Laliberté**, el exitoso empresario fundador de esta compañía que nació en Quebec, y Chávez.

Todavía no es pública la inversión que se hará en el espectáculo, basado en temas de la selva y con una historia que todavía está en proceso de construcción.

Aunque, y como referencia, hay algunos espectáculos permanentes del circo que están operando en Las Vegas y Orlando, con inversiones que han alcanzado 100 millones de dólares.

Será la primera versión que incluirá una cena y la idea es convertirse en un espectáculo tanto para los turistas, como para los habitantes de Quintana Roo.

El tema de negocio es si los viajeros de otros países reaccionarán con entusiasmo ante este espectáculo canadiense, que ya está bien posicionado en destinos estadunidenses como los referidos.

Ha habido algunos proyectos previos, como aquel parque Wet’n Wild, que funciona muy bien en Orlando y que en Cancún fue un rotundo fracaso.

Como quiera que suceda, los estudios de mercado del circo dieron cuenta de la gran cantidad de recursos que se gastan a través del turismo de Quintana Roo, y el nuevo proyecto enriquecerá las opciones para divertirse, ojalá que con éxito y durante muchos años.

**Divisadero**

Fortuna. Dice el refrán que “cuando te toca, aunque te quites; y cuando no, aunque te pongas”; algo que **Saúl Ancona**, secretario de Turismo de Yucatán, comprobó en primera persona.

Resulta que el martes pasado decidió viajar por carretera desde Mérida para acudir a la inauguración del Tianguis Turístico de Cancún-Riviera Maya.

Estaba hablando por teléfono con el gobernador de Yucatán, **Rolando Zapata**, quien llegaría en el helicóptero al evento; cuando se le cayó su celular.

Ancona se pasó al asiento de atrás a recogerlo y entonces se volteó la camioneta que quedó destruida precisamente en la esquina del copiloto; él sólo sufrió golpes, y ya apareció en la comida que ofreció Guerrero tras la clausura del Tianguis.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas