Un año sin turistas británicos

 
Carlos Velázquez
hrs.

Más que por realizar este año el World Travel Market (WTM) de Londres en un formato digital, anuncio que Reed Exhibitions hizo público ayer, el turismo mexicano ya perdió por el Covid-19, al menos este año, su tercer mercado foráneo más importante.

El reto será recuperarlo, pero hoy el gobierno de ese país mantiene la prohibición a sus ciudadanos para viajar a México, debido al momento en que sigue aquí la pandemia.

A diferencia de lo que sucede con las alertas de viajes de Estados Unidos, que sólo tienen carácter obligatorio para los funcionarios de gobierno, en el país de Winston Churchill hacer caso omiso inhabilita las pólizas de seguros británicas.

Publicidad
Publicidad

Esa prohibición es una de las razones por las que British no tiene fecha todavía para volver a volar a México, a diferencia de Air France o de Iberia.

Los turistas británicos no sólo son importantes para México por el número, 549 mil 493 el año pasado, sino debido a su elevada capacidad de gasto con una de las divisas más poderosas del mundo.

La época en que viajan a México, según nos compartió Manuel Díaz Cebrián, especialista en ese mercado, va de finales del invierno a principios de la primavera y luego entre septiembre y octubre.

Así es que debido a la falta de conectividad aérea y a las fechas, este año ya se perdió completamente para el turismo británico y ahora el reto para los destinos nacionales será mantenerse presente para tratar de retomarlo a partir de 2021.

Pero no será fácil y la llegada de esos viajeros hasta el año pasado se concentraba en la Ciudad de México y en Cancún, de donde se movían hacia otros destinos del Sureste.

También está el caso del vuelo de TUI entre Londres y Los Cabos, que comenzó precisamente en noviembre de 2019 al terminar el WTM y que logró que llegaran a Baja California Sur cerca de cinco mil viajeros.

Un buen resultado para esa ruta con un avión de 345 asientos, que voló durante 19 semanas y con promedio de ocupación superior al 70%.

Pensar que este año las instalaciones de Excel Londres no se llenarán por el WTM y que tampoco llegarán, como lo hacían cada año, los empresarios del turismo más importantes de Europa, Medio Oriente y Asia es una realidad casi inverosímil.

También es un mensaje claro de que el panorama turístico sigue siendo incierto mientras no haya una vacuna exitosa, que se haya podido distribuir en buena parte del planeta.

De hecho WTM difícilmente volverá a ser igual que antes de 2020 y este “shock del futuro” por adelantado que ha sido la pandemia para la industria de reuniones, hace prever ferias mixtas, con menos gente y más eficaces.

En Londres está la principal sede de los scouts cuyo himno, en honor de los caídos en la Primera Guerra, dice: “No es más que un hasta luego/no es más que un breve adiós…”.

Una canción que también parece adecuada para honrar al turismo entre los dos países y a los caídos por el Covid-19.

Comentarios

hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas