Un año de austeridad en Sectur

 
Carlos Velázquez
hrs.

Si es difícil entender por qué Andrés Manuel López Obrador no ha apoyado una actividad económica tan importante como el turismo; a su secretario del ramo, Miguel Torruco, sólo le ha quedado administrar los mínimos recursos que le asignaron.

Hace casi tres décadas dijo que sería Secretario de Turismo y ahora sostiene que trabaja como un “soldado” que obedece las órdenes de su superiores jerárquico.



¿Por qué eligió a Crea, filial de Ocesa de Alejandro Soberón, al frente del Tianguis, y además le concesionó las ferias internacionales? Su respuesta es que tenía más de una década con el Tianguis y que haber abierto una licitación con tan pocos recursos, hubiera paralizado esos eventos.

Crea difícilmente bajará más sus precios de los pabellones de las ferias internacionales y ahora Torruco comienza a buscar patrocinadores en el sector financiero, que contribuyan a abaratar la participación de empresas y estados.

La historia del visitmexico es parecida, difícil entender por qué un empresario como Marcos Achar tiene la autorización de Sectur para conectar al mundo digital del turismo; y fue por que asumió el riesgo y no pidió recursos públicos.

Publicidad
Publicidad

El dominio lo sigue teniendo el gobierno mexicano, que ya no invertirá ni en generar contenidos ni tampoco en pagar por los servidores donde se hospeda la información.

Además muchas de las imágenes y videos del visitmexico tenían derechos de autor y por tanto ya no se pueden usar, a menos de que volvieran a pagar por ellos.

Hasta la instrucción de mudar la Secretaría de Turismo a Chetumal se ha encontrado con retos; pues el inmueble previsto para recibir a la Subsecretaría de Planeación tiene un impedimento legal que se gestó años atrás.

Gran parte de los trabajadores de base de Sectur son los Ángeles Verdes, sindicalizados y que operan en todo el país; moverlos a la capital de Quintana Roo requeriría de un presupuesto con el que sencillamente no cuentan.

Pero así como se han ido sumando estas situaciones, Torruco dice que incluso en este año de arranque hay avances que beneficiarán claramente a la industria.



Uno de ellos los tres nuevos fines de semana largos y otro el apoyo que le dio a la Cámara de Diputados, en donde el presidente de la Comisión de Turismo es Luis Alegre, para hacer el cambio a la Miscelánea Fiscal para que los participantes en las plataformas digitales como Airbnb sean obligados a pagar sus impuestos.

Torruco tiene una gran relación personal con algunos dirigentes del gobierno chino y en dos semanas espera que haya buenos resultados derivados de la visita que hará junto con empresarios como Jean Paul Pelletier, Achar, Jaime Salazar y, hasta ahora, seis secretarios estatales de turismo.

Además ya tiene un equipo desarrollando productos turísticos para el proyecto del Tren Maya, que comanda el director de Fonatur Rogelio Jiménez Pons.
Así es que no obstante un escenario de austeridad como nunca se había visto, Torruco sigue optimista cuando llega a la oficina de Mazaryk que, hace casi 30 años, aseguró que alguna vez ocuparía.

Comentarios



hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas