Turismo, la locomotora de Baja California Sur

 
Carlos Velázquez
hrs.

La Paz. Baja California Sur es el estado que más ha crecido en los cuatro años de gobierno de Carlos Mendoza Davis, quien utiliza al turismo como “locomotora de arrastre” de los sectores primario y secundario.

Este sábado rindió su IV Informe acompañado de los gobernadores de Chihuahua, Aguascalientes, Querétaro, Durango y Tamaulipas.

Allí reportó una inversión superior a los 40 mil millones de pesos; con más de 43 mil nuevos empleos y casi seis mil cuartos adicionales de hotel, 27% más que en 2015.

A Mendoza le tocó vivir el capítulo de la explosión de la violencia al inicio de su mandato, pero de 788 homicidios dolosos en 2017 ahora van 71 entre enero y octubre con una reducción del 90%.

En un informe de tres horas, el aplauso más largo con el auditorio de pie ocurrió cuando dijo que a la delincuencia había que combatirla con inteligencia y con toda la fuerza del Estado.

En repetidas ocasiones le ofreció su mano al gobierno de López Obrador, pero se quejó porque este año su estado haya tenido dos mil 200 millones de pesos menos de participaciones federal y para 2020 el escenario es que les quitarán otros 300 millones.

También demandó que a Baja California Sur también se le regrese el tratamiento fiscal de estado fronterizo y dijo que si la honestidad es condición del ejercicio de gobierno, la capacidad es igualmente indispensable.

Mendoza pronunció uno de los discuros más críticos viniendo de un panista, desde que la aplanadora de Morena le pasó encima a los ahora partidos de oposición.

Con menos recursos federales, un escenario internacional complicado y un trato fiscal inequitativo, anticipó que 2020 será de mucho retos.

De que logre sortearlos y aumente la empatía del PAN con el electorado, dependerá en buena medida el futuro inmediato de ese partido en Baja California Sur y, quizá, en el resto del país.

Divisadero

Asia. Miguel Torruco, secretario de Turismo, fue el representante del presidente López Obrador en el informe de Mendoza y el gobernador le reconoció que siga abriendo opciones para este sector en los mercados asiáticos.

Por cierto de ida a La Paz a Torruco le tocó viajar en el avión con José Antonio Meade, el ex candidato presidencial priísta, y ambos tuvieron una plática cordial y civilizada.

Una historia muy distinta hubiera ocurrido de haberle tocado en suerte el rijoso político Javier Lozano, quien se encontraba unos asientos atrás.

Ay Chihuahua. Era de esperarse que el gobierno de Estados Unidos actualizara sus alertas de viaje respecto a Chihuahua, después de la masacre que sufrieron las familias LeBarón y Langford.

Pero acto seguido César Peniche, Fiscal General de esa entidad, salió muy bravo a decir que no estaban de acuerdo en estas alertas y que había condiciones para el turismo en Chihuahua.

Más que reacciones de orgulloso norteño, sería muy deseable que el gobierno del estado implemente rápido un programa de manejo de crisis, apoyado por expertos, para desplegar una estrategia política y técnica que evite un serio descalabro del turismo en esa entidad.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X