X
Tulum se “desinfla” por el regreso de la competencia | Periódico Viaje

Tulum se “desinfla” por el regreso de la competencia

 
Carlos Velázquez
hrs.

Tulum es ejemplo de lo que le puede suceder a los destinos mexicanos, ahora que sus competidores directos están de vuelta en el mercado; con el agravante de que México enfrenta limitaciones en el terreno de la promoción.



Para quienes no están muy familiarizados con este destino, resulta que son tres: el que corre cerca de la carretera con hoteles todo incluido de cientos o miles de cuartos; el de la Reserva de la Biósfera y el que se conoce como Tulum Playa que se ha convertido en un gran destino de fiesta, compitiendo con Ibiza o St. Tropez.

Su mejor año fue 2020, el peor año de la pandemia, pues con todos sus competidores cerrados, los llamados hippies chic, sobre todo provenientes de la Costa Este de los Estados Unidos, no se fueron en sus aviones a la Riviera Francesa o a las islas españolas, sino a Tulum.

Tanto en ese periodo como en diciembre del año pasado, ocurrieron situaciones grotescas como taxis cobrando cien dólares por transportar dos kilómetros a unos pasajeros; mesas en las fiestas que costaban más de 10 mil dólares por la reservación y cuartos de hotelitos sin aire acondicionado por más de mil dólares la noche.

Eso en lo legalmente permitido, pero además se estima que 7 cárteles del narco conviven en esa zona y que, en un hecho inédito, incluso se “reparten” un mismo centro de consumo.

Según varios testimonios recogidos por este espacio, un cártel podría controlar la droga en la barra, otro en el restaurante principal, uno más en el club de playa, otro en los baños y los dueños de los lugares, incluso, llegaron a habilitar espacios para que los narcos dirimieran sus diferencias de una manera “civilizada”.

Ahora resulta que en este 2022, los hippies chic se comenzaron a cansar de esta Sodoma y Gomorra caribeña y, según diversas versiones, los ingresos se han caído entre 50 y 70%, por lo que Tulum Playa está lejos de vivir ese momento de bonaza extrema que provocó la pandemia.

Digamos que el mercado se está redimensionando y si bien sería ingenuo pensar que el negocio de las fiestas se terminará, está llegando el momento de reflexionar con seriedad cuál será el futuro de este destino turístico.

Tulum tiene muchos atractivos, más que muchos destinos del Caribe Mexico, como su sitio arqueológico, las comunidades mayasy la reserva de Sian Ka’an.

La pregunta es hasta dónde los empresarios sabrán encontrar un modelo viable para sus negocios o si terminarán emigrando, como ya sucedió con Playa del Carmen cuando dejó de estar de moda.

Divisadero

Reconciliación. La semana pasada durante la presentación del libro Secrets & Dreams, que escribió el autor de esta columna sobre la historia de Alejandro Zozaya, a nadie le pasó por alto que en la mesa principal del Breathles Cancún estuvieran departiendo José y Roberto Chapur.

El primero es el dueño de los hoteles Palace y el segundo tiene en México y el Caribe los Hard Rock Hotels y Nobu.

Son dos de los hoteleros más importantes de México y después de un periodo de distanciamiento, nuevamente se han reconociliado.

Dicen que cada uno irá por su propio carril, pero en el mundo de los negocios muchos están pendientes de lo que pasará ahora que han dirimido sus diferencias.



hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas