Trump enfría el mercado inmobiliario en Los Cabos

 
Redacción
hrs.

El eventual triunfo de Donald Trump como presidente de Estados Unidos está teniendo repercusiones económicas en México, incluso cuando todavía no es oficial su nominación como candidato republicano para las elecciones de noviembre.

En Los Cabos los comercializadores de propiedades inmobiliarias, conocidos como brokers, están reconociendo un fenómeno que prefieren describir como un “bache” en el devenir de su negocio.

Resulta que 2015 fue un año extraordinario para la venta de propiedades inmobiliarias y que, por tanto, los pronósticos eran que en 2016 las operaciones seguirían al alza.

En realidad los precios de las propiedades no han bajado, una situación en donde ha sido conveniente para ellos la paridad peso-dólar, pues hoy, por la misma cantidad de billetes verdes, obtienen cantidades superiores en moneda nacional.

Incluso en dólares ha habido una paulatina recuperación de los precios, que inició hace dos años, cuando Estados Unidos comenzó a salir de la crisis inmobiliaria de 2009.

El problema ahora es que la compra de inmuebles se ha frenado, en algunos segmentos de mercado concretos.

Según un mecanismo de intercambio de información inmobiliaria que se conoce como Sistema Flex en Los Cabos, que lleva **Michael Schaible**, el número de operaciones cerradas con inmuebles entre estadunidenses se ha reducido a la mitad.

Ello no significa que haya una situación de gran apuro, pues propiedades que, por ejemplo, hace tres años costaban 500 mil dólares, hoy valen 750 mil dólares o más.

Lo interesante es que si se les pregunta a los profesionales de este sector cuáles son las causas de este “atorón”, la respuesta común es que hay un impasse debido no sólo a las elecciones en Estados Unidos, sino a la posibilidad de que Trump llegue a la Presidencia.

Según **Rafael Covarrubias**, un broker respetado en esa plaza que hace negocios con el Grupo Pueblo Bonito, de **Ernesto Coppel**, dijo que esta situación no está inquietando a los estadunidenses, que van por las mansiones que valen millones de dólares.

Tampoco ha impactado en los jubilados de clase media, que ya han decidido adquirir pequeñas propiedades para retirarse en Los Cabos.

Las dudas están surgiendo entre miembros de la clase media alta, que hasta el año pasado estaban decididos a adquirir inmuebles en Los Cabos apoyándose en financiamientos bancarios.

Se trata de un segmento importante y a quienes sí les inquieta que Trump, con su “antimexicanismo”, pudiera tomar decisiones que polarizaran la relación entre ambos países y que pusieran en riesgo su inversión.

Mientras tanto, el destino muestra números extraordinarios.

Según cifras del Fideicomiso de Promoción Turística de Los Cabos, que dirige **Rubén Reachi**, la llegada de turistas por la vía aérea ha aumentado más de 16% en el primer trimestre de 2016.

De hecho, los viajeros mexicanos están aumentando en el orden de 14% y los internacionales crecen a 17%; mientras los niveles de ocupación son cercanos a 70% y las tarifas similares a las de 2014. Dos perspectivas contrastantes sobre un mismo destino.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas