Sufren aerolíneas por la crisis de Harvey en Houston

 
Carlos Velázquez
hrs.

Todavía es pronto para valorar el impacto que tendrá el huracán Harvey en el turismo de Houston, pero de entrada Southwest, que tiene una de sus bases de distribución o hub en el aeropuerto Hobby y United, que opera desde el George Bush, sufrirá pérdidas enormes.

En el caso de esta última compañía, que en México dirige Rolf Meyer, basta decir que tiene alrededor de 600 vuelos diarios desde Houston a Estados Unidos, América Latina, Asia y Europa.

Sólo en el caso de México esta compañía opera desde Houston a 23 ciudades en México, con frecuencias que van desde uno hasta nueve vuelos diarios, que en conjunto suman más de 30.

Si no hay una disposición diferente, será hoy jueves cuando el aeropuerto Bush entrará nuevamente en operación y los vuelos se irán reponiendo paulatinamente.

Aunque Edelman, la agencia de relaciones públicas de United, tomó la inusitada actitud de cerrar la información, por lo menos en México, especialistas en el tema ya están diciendo que, en el mejor de los casos, este hecho tan lamentable prácticamente se comerá las ganancias de la compañía en el segundo cuatrimestre.

Por su parte, Aeroméxico, que dirige Andrés Conesa, tuvo que suspender desde el mediodía del domingo sus tres operaciones diarias entre la Ciudad de México y Houston; situación mucho más acotada.

Según Jorge Goytortúa, vocero de la compañía y quien además ha estado en Houston desde el fin de semana pasado, el escenario es que pasarán al menos tres o cuatro semanas antes de que comiencen a regresar los viajeros de negocios a esa ciudad.

También como mexicano reconoció la actitud del gobernador de Texas, Greg Abbott, quien ha declarado en todo momento desde que inició esta crisis que su gobierno apoyará a salvaguardar la integridad de los inmigrantes afectados por el fenómeno natural, sin investigar su estatus migratorio.

Una actitud seria como gobernante, aunque ha llamado particularmente la atención porque pertenece al ala más derechista del Partido Republicano.

DIVISADERO

CAMBIO DE MARCA. El chisme en el negocio de la hotelería en Cancún es que después de las diferencias que provocaron que la marca Me de Meliá, cadena española de la familia Escarrer, se esté retirando de esta plaza, ahora regresará Hilton.

Los propietarios mayoritarios de ese inmueble, Michael y Daniel Araf, han estado negociando con esa importante firma estadunidense, que se había retirado del destino cuando fue reemplazada por Iberostar.

Y quien no aguantó los “trabajos de parto” del nuevo Hotel Xcaret México fue Raúl Petraglia, quien había llegado con las mejores cartas como el primer gerente general de este proyecto que dirige Marcos Constandse.

Ahora, el elegido para la apertura es Francisco Gutiérrez, un hotelero con una larga trayectoria y quien recientemente colaboró con la cadena Camino Real.

El hotel Xcaret ya está calentando motores y la apertura formal está prevista para la primera semana de diciembre; el hotel está generando expectativas importantes en la Riviera Maya, debido a la importancia de los parques del mismo grupo.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X