Sería más peligroso aislar a EU que dejarlo abierto y conectado: Dow

 
Redacción
hrs.

NUEVA ORLEANS.— Si un sector de la economía estadunidense está claramente por mantener la apertura y el libre tránsito de los visitantes, se trata del turismo; que hoy registra los mejores resultados de su historia y que podrían ser frenados en caso de que regresara a este país la cerrazón y el proteccionismo.

Ayer, **Roger Dow**, presidente de la Asociación de Viajes de Estados Unidos, la US Travel Association (USTA), aseguró durante el Pow Wow Internacional 2016, la feria de turismo más importante de Estados Unidos, que este país necesita “seguir abierto y seguir conectado”.

Desafortunadamente, reconoció, historias de terror en el mundo hacen reflexionar dos veces sobre el desarrollo de la vida diaria, incluidos los viajes.

Historias horribles como los ataques recientes en Orlando; a los que se suman otros hechos que también generan miedo como los ataques en San Bernardino, Bruselas, París, Jakarta, Beirut y Estambul; además de la expansión del virus del zika.

Sin embargo, destacó, el mundo está cada vez más conectado y es imposible aislarse de los riesgos y Estados Unidos no es una fortaleza ni debe serlo, pues sería más peligroso y costoso tratar de aislarlo del resto del mundo.

El dirigente empresarial recibió el respaldo de **David Scowsill**, presidente del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), quien también estuvo aquí y quien recordó que hoy en el planeta se realizan mil 200 millones de viajes internacionales al año, un proceso que genera ingresos relevantes a la economía mundial.

Para ellos no existe disyuntiva, para que la llegada de viajeros siga creciendo arriba del 4% mundial, como ha ocurrido desde la creación de Brand USA, no hay espacio para retroceder al tiempo en que las autoridades estadunidenses buscaron imponerle traba a los turistas internacionales.

De hecho, **Dow** presentó unas imágenes significativas sobre el avance que representan los procesos de revisión electrónica, como la Visa Waver y el Global Entry que, literalmente, pueden reducir a un minuto el tiempo para ser admitido en la Unión Americana.

Si todavía hay filas en las horas pico para los foráneos que no participan en los programas de preregistro; los viajeros frecuentes y previamente revisados y autorizados, pueden acceder pasando su pasaporte en una máquina, que además revisa sus huellas digitales.

**R. Gil Kerlikowske**, comisionado de Aduana y Protección de las Fronteras de Estados Unidos, dijo que gracias a los sistemas automatizados se ahorran, al año, 300 mil horas de trabajo de agentes fronterizos.

También destacó la relevancia de la preinternación, es decir, la autorización para entrar a Estados Unidos desde otro país, programa que está disponible en varios aeropuertos de Canadá y el Caribe; a los que recientemente se sumó Gran Bretaña y ahora viene Singapur.

De hecho, el Congreso Mexicano aprobó el año pasado una reforma que ya permitiría la presencia de autoridades estadunidenses armadas en los aeropuertos locales, un requisito para la preinternación; pero el programa está detenido por problemas presupuestales y diferencias con aerolíneas y administradores de aeropuertos.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas