Sectur, ¿cómo ser relevante con poco presupuesto?

 
Redacción
hrs.

Si **Felipe Calderón**, a la mitad de su administración, trató de desaparecer la Secretaría de Turismo; con un presupuesto para 2017 ajustado en más de 30% respecto de 2015, la Secretaría de Turismo, que conduce **Enrique de la Madrid**, estará constreñida a convertirse en una entidad de planeación de la política turística.

El ínfimo presupuesto previsto, de menos de 600 millones de pesos, para ejecutar el llamado Prodermágico, el único programa de inversión conjunto con los gobiernos de los estados; más que un instrumento de conducción de la política turística será un elemento de contacto con esas entidades.

Queda la posibilidad de que esos recursos, prácticamente la tercera parte de los autorizados al inicio de 2016, que se volvieron menos de mil 100 millones con los ajustes, sean incrementados como parte del proceso de negociación del Presupuesto de Egresos de la Federación.

En realidad los diputados federales tendrían elementos para incrementar ese monto y plantear proyectos que fortalecieran la oferta turística de varios estados del país.

Pero no hay que perder de vista que las decisiones tomadas por el Ejecutivo para reducir de manera importante el gasto público en 2017, van en el sentido correcto para generar confianza entre los empresarios y tratar de evitar una crisis económica.

En ese sentido la capacidad de gestión de la Sectur para impulsar proyectos de inversión junto con la iniciativa privada, parecería ser el “nombre del juego” para entregar resultados eficientes.

Son los proyectos conjuntos entre sector público y particulares, lo que permitiría ampliar la infraestructura turística.

Vienen a la memoria proyectos exitosos como los swaps, el intercambio de deuda por capital, como un mecanismo que contribuyó a reducir la deuda pública y a incrementar la inversión privada en el sector turístico.

Fue así como se construyó, por ejemplo, el Westin Regina y otros hoteles relevantes de Los Cabos, que hoy siguen siendo la base de un destino que está en uno de los momentos de mayor crecimiento de su historia.

También, está la puerta del financiamiento, que puede potencializarse no sólo a través de nuevos programas de la banca de desarrollo; sino apoyando a los acreditados para que se conviertan formalmente en sujetos de crédito.

Ciertamente el papel de la Sectur no se está reforzando ni tampoco hay un reconocimiento sobre su papel sobresaliente para atraer inversiones y generar nuevos empleos en México.

Por ello su capacidad influenciadora con pocos recursos, puede convertirse en sí misma en un gran reto para **De la Madrid**, en esta recta final de la administración de **Enrique Peña**.

**DIVISADERO**

Fonatur. A menos de que ocurra algo extraño, todo indica que **Héctor Flores Santana** se convertirá en el nuevo director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo.

Viejo conocido del sector turístico, él fungió como encargado del despacho en la Secretaría de Turismo, durante los últimos años del gobierno de **Ernesto Zedillo**.

Se trata de una personaje conocedor del tema y muy cercano a **Óscar Espinosa Villarreal** quien hoy está muy presente en este sector.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas