San Miguel de Allende es golpeado por la violencia

 
Carlos Velázquez
hrs.

Isaías Gómez, el empresario dueño de hoteles que fue asesinado el domingo en San Miguel de Allende, veía al turismo como una actividad complementaria a sus negocios principales.

Hace unos meses, en una comida que organizó junto con Tesoros de México en su hotel De Cantera y Plata en Taxco, relató lo difícil que había sido lograr que ese establecimiento boutique se convirtiera en el mejor de la plaza.

Más allá del esfuerzo de su hermana Edelmira, quien como directora general de los hoteles trabaja por la excelencia de estos establecimientos; en Taxco tuvo que padecer a unas autoridades municipales que les complicaron la vida exigiéndoles permisos absurdos ligados a corruptelas.

En cambio Gómez advirtió, en aquella comida, la diferencia con las autoridades de Guanajuato y de San Miguel de Allende, quienes alentaban y facilitaban las inversiones privadas.

Finalmente llegó este 27 de septiembre, la fecha de la inauguración del Hotel Boutique De Cantera y Plata y del restaurante Miguela en San Miguel de Allende.

Hoy esta ciudad Patrimonio de la Humanidad se ha convertido en el gran destino de bodas de México; una posición que en el pasado ocuparon Acapulco y Cuernavaca, que perdieron ese lugar precisamente debido a los problemas de inseguridad.
Conseguir una habitación en San Miguel de Allende los fines de semana es una decisión costosa, pues debido a la demanda los precios aumentan de manera considerable.

Así es que Edelmira Gómez, estaba confiada en que el nuevo hotel sería muy exitoso pues las habitaciones competirían con las de Rosewood o L’Hotel, cuyas tarifas están entre las más altas de México en los destinos que no tienen playa.

Fue precisamente al día siguiente de la inauguración del restaurante y del hotel, cuando seguramente un sicario lo asesinó de cinco balazos.

Este hecho terrible y condenable no puede escindirse de la ola de inseguridad que azota al estado.

Ha sido el enfrentamiento entre los “huachicoleros”, como se llama a los delincuentes que roban combustible perforando los ductos de Pemex, y las organizaciones de narcotraficantes; el problema crítico que ha descompuesto la seguridad en Guanajuato.

El hecho de que haya habido más de cincuenta asesinatos en esa entidad durante los primeros cinco días del nuevo gobierno de Diego Sinhue Rodríguez, quien además ratificó al procurador y al titular de seguridad pública de la administración anterior, es un golpe artero contra su autoridad.

En este contexto, el asesinato de Isaías Gómez genera una presión adicional no sólo porque era un empresario que apostó por el turismo en San Miguel de Allende; sino porque al ser esposo de una figura pública, la actriz Sharis Cid, le genera una publicidad terrible a esa gran ciudad.

Esclarecer este homicidio no sólo debe considerarse como un acto de justicia, al que todos tienen derecho; sino como una señal de que las autoridades de Guanajuato no permitirán que San Miguel de Allende, ese destino que según decía Isaías Gómez apoya a los inversionistas, corra la misma suerte que Acapulco o Cuernavaca.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas