Resienten estados falta de fondos para capacitación

 
Nallely Campos
hrs.

Si en la agenda de competitividad del turismo mexicano la capacitación debe ocupar un sitio prioritario; como consecuencia de la reestructuración de la Secretaría de Turismo Federal, cuya titular es **Claudia Ruiz Massieu**, hoy este aspecto incluso quedó rezagado.

Resulta que durante la administración pasada se decidió que al menos 600 mil pesos de los Programas de Participación de Recursos Federales a los estados, fueran destinados a capacitación en cada entidad.

La única restricción fue que no más del 10% de dinero de esos programas pasaran a capacitación, pero ciertamente abrió la oportunidad para que muchos estados dedicaran cantidades crecientes para fortalecerla.

Como se sabe en los programas de participación conjunta entre la Federación y los estados se utiliza el llamado pari passu o “igualdad de circunstancias”, lo que significa que hay que empatar los recursos peso a peso.

La capacitación no sólo es crucial para fortalecer la competitividad de las empresas turísticas, sino que además es una de las pocas herramientas para combatir la rotación de personal sobre todo hacia otros sectores de la economía.

Si un trabajador se especializa en el turismo, donde los puestos pagan arriba del promedio, difícilmente buscarán empleo en otras actividades lo que tiende a mejorar la eficiencia del sector en su conjunto.

Así es que la demanda de estos fondos para capacitación fue creciendo hasta llegar, en 2013, dado que las negociaciones se hicieron en el último año del gobierno anterior, a unos 150 millones de pesos para la totalidad de los estados.

Lo que sucedió con la reestructuración que impulsó la administración actual fue que el tema de capacitación se volvió responsabilidad del Instituto de Capacitación Turística (ICT), que dirige **Ernesto Bartolucci**, un funcionario que ya había sido colaborador de **Ruiz Massieu** en la Procuraduría General de la República.

El problema es que el ICT no tiene una partida como tal para la capacitación turística, así es que de pronto los secretarios estatales de Turismo se encontraron con que para este año ya no se podrían cumplir los planes que tenían previstos.

La caída a 50%, al menos, de los fondos para capacitación es una situación desafortunada, y más si el país se acerca a un crecimiento en la demanda de hospedaje y servicios para el turismo de negocios.

**Bartolucci** ha dicho que está negociando algunas partidas, pero en realidad hace falta apostarle fuertemente a la capacitación.

Hay críticas en relación a que los fondos crecientes origen a empresas de capacitación “patito” que no cumplieron bien su tarea.

Esto último se resolvería con reglas de operación más estrictas o, incluso, con un padrón de proveedores con solvencia académica, pero nunca relegando el tema.

Comentarios
hrs.

Periodista especializada en turismo

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas