Quiere Guevara el apoyo de México para comandar la OMT

 
Redacción
hrs.

Si entre los ejecutivos turísticos hay una frase que asegura que quien trabaja en este sector ya nunca se querrá salir de él; hay una mujer que siempre ha estado en el turismo, pero que, tras conocer la política, tiene fuertes deseos de regresar a ella.

Se trata de **Gloria Guevara**, la última titular de Turismo con **Felipe Calderón**, quien ahora está muy activa tratando de obtener el apoyo del gobierno mexicano para convertirse en secretaria general de la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Concretamente, la señora **Guevara** ya solicitó el apoyo del secretario de Turismo, **Enrique de la Madrid**, para que México busque por segunda ocasión encabezar, por su conducto, el máximo organismo de turismo a nivel mundial.

De hecho, a México no le vendría nada mal tener un liderazgo global en un sector donde los resultados son los más destacados de esta administración en México.

La OMT, que comanda el jordano **Taleb Riffai**, forma parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y, sin duda, es el cuerpo diplomático más respetado en esta materia.

Para entender las ambiciones de **Guevara** hay que remontarse al apoyo que le dio a la OMT como secretaria de Turismo y a la relación que logró con **Riffai**.

De hecho, este mismo año dicho personaje, que está por concluir su periodo en el cargo, invitó a **Guevara** a participar en una reunión del Consejo General de la OMT para que retomara las relaciones que construyó en el pasado.

También es un hecho que el candidato original de **Riffai**, el brasileño **Márcio Favilla Lucca de Paula**, tiene escasas probabilidades de concretarse, pues su país se encuentra en una gran crisis política y económica.

Sin embargo, **Guevara** tampoco la tiene fácil.

Para comenzar, y aunque no es panista, su experiencia política de tres años se forjó durante el gobierno de **Felipe Calderón Hinojosa**, quien tanto golpeó al turismo mexicano con su “guerra contra el narco”.

Además, y aunque **Riffai** le ha mostrado su simpatía, resulta que este diplomático no tiene un voto en este proceso y que, en realidad, lo que tendría que hacer **Guevara** es cabildear con los titulares de Turismo de todo el mundo, para obtener al menos el apoyo de 16 países, con los que llegaría a la Secretaría General.

Un proceso para el cual no sólo necesitaría el apoyo formal del gobierno mexicano, sino también recursos materiales para moverse por diferentes latitudes haciendo ofertas interesantes para sus interlocutores.

Y todo esto recaería en la Secretaría de Relaciones Exteriores, cuya titular es **Claudia Ruiz Massieu**, quien tuvo serias diferencias con algunas decisiones que tomó Guevara en su momento.

Todavía se recuerda cuando **Peter Greenberg**, periodista estadunidense que comandó el Royal Tour —costosísimo programa de televisión que hizo para el gobierno de **Calderón**—, se presentó ante **Ruiz Massieu** y le dijo:

“Yo hice el Royal Tour para el presidente **Calderón**”.

A lo que ella respondió: “Pues éste es otro gobierno”.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas