Quién es un buen secretario de turismo

 
Carlos Velázquez
hrs.

Al inicio de la semana, un lector de este espacio preguntó sobre los antecedentes de Ana Lorena Marín, quien fue designada por el gobernador Alfredo del Mazo como nueva secretaria de Turismo del Estado de México.

Entre unos cuantos datos resulta que fue senadora suplente de Ana Lilia Herrera Anzaldo y que cuando ésta fue nombrada secretaria de Educación de la entidad, ella ocupó su curul. Adicionalmente fue titular del DIF del Edomex.

“Me molesta”, dijo aquel lector que no estuvo de acuerdo en que citara su nombre, “que pongan a personas que vienen a aprender de turismo, no toman en serio a nuestra industria”.

Aunque es respetable su punto de vista, la realidad muchas veces ha demostrado que un buen titular de turismo federal o estatal, no necesariamente tiene que ser un experto en el tema.

Entre los titulares de turismo que han hecho cambios importante en el pasado, está el caso de Rubén Reachi quien era constructor y hombre de confianza de los principales inversionistas de Los Cabos.

Llegó como titular de Turismo de Baja California Sur sin haberse dedicado previamente a esa actividad y logró que repuntara la conectividad aérea y facilitó algunas de las inversiones más importantes de los últimos años.

También está el caso de Fernando Olivera, hoy secretario de Turismo de Guanajuato y presidente de la Asociación de Secretarios Estatales de Turismo (Asetur), quien tiene una larga trayectoria en este sector, pues dirigió una globalizadora, fue director del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) en España y subsecretario de Operación en Sectur federal.

Su trabajo ha sido importante para que Guanajuato sea hoy uno de los más visitados en el centro del país, con sus productos culturales.

Claro que también hay casos de turisteros de muchos años, como Javier Aluni, quien hizo un trabajo más bien intrascendente en Guerrero.

En el plano federal está el caso de Gloria Guevara, otra especialista en el mundo de los viajes, quien logró frenar la caída en picada del turismo mexicano por el tema de la “guerra contra el narco” aunque tomó aquella decisión, que después fue revertida, de ocupar también la titularidad del CPTM.

Mientras que Claudia Ruiz Massieu, abogada y política, impulsó algunos de los eventos más costosos y de gran formato, que ayudaron a reposicionar la imagen de México como una potencia turística.

Más allá de las críticas por el monto de las inversiones, la Fórmula 1, los juegos de la NFL, el espectáculo mexicano del Cirque de Soleil y los 50 Best Latinoamérica, han formado parte de ese proceso en donde México ya es otra vez el octavo país más visitado del mundo.

El apoyo del Presidente o de los gobernadores; la capacidad para gestionar los recursos públicos; la habilidad para incluir a los empresarios y una visión sustentada en conocimientos técnicos, aunque no sean propios sino de un equipo, pueden hacer esa diferencia.

Así es que Marín, seguramente, hará un buen trabajo, si le interesa, tiene las ganas y cuenta con el apoyo de Del Mazo.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X