Puerto Vallarta, paraíso de los negocios de hospedaje encubiertos

 
periodicoviaje
hrs.

Para nadie, incluyendo a las autoridades turísticas de Jalisco, es un secreto que en Puerto Vallarta existe una enorme permisividad para que opere gran cantidad de establecimientos como hoteles, aunque están constituidos y registrados como condominios.

Así es que mientras en el mundo siguen discurriendo sobre el impacto que está teniendo en el negocio de la Hotelería la llegada de plataformas de economía compartida como Airbnb; en esta plaza desde hace muchos años ya hay una notable competencia desleal.

Una situación que ha sido denunciada insistentemente ante el presidente municipal **Arturo Dávalos**, quien viene de las filas de Movimiento Ciudadano, aunque los principales quejosos no han sido los hoteleros, sino numerosos ciudadanos que también padecen este problema.

Allí está, por ejemplo, el caso de un conjunto que se llama Sierra del Mar, en el sur de Puerto Vallarta, donde hay un hotel disfrazado que se llama Casa Demae, propiedad de los estadunidenses **Mark Darnieder** y **Kevin Paykel**, que es un establecimiento en forma con chef, bar y todo lo necesario para pasarla bien.

Con excepción de los vecinos que sufren los excesos de los huéspedes y que también se han quejado con el desarrollador **Carlos Osuna Penn**, quien está construyendo un edificio de 12 pisos en una propiedad de la misma plaza.

Allí mismo hay otros negocios de esta naturaleza como Casa Kismet, Casa Peña del Mar y Casa Kirkendel también al tope en esta temporada alta de invierno, pero sin pagar impuestos ni respetar las reglas de convivencia.

Un ejemplo de cómo la competencia desleal a la Hotelería no sólo tiene que ver con la tecnología y la economía compartida, sino básicamente con las autoridades locales que toleran todo esto.

**DIVISADERO**

Alemania y Turquía. Una jornada negra vivieron ayer estos dos países, por el atentado en Berlín que le costó la vida a 12 personas y en donde hubo 48 heridos, además del asesinato de **Andrei Karlov**, embajador de Rusia en el otrora Imperio Otomano.

Hasta el octavo mes de 2016, según cifras de la Organización Mundial de Turismo, la llegada de viajeros a Alemania venía creciendo apenas 1.3% contra 3.7% del promedio mundial.

Así es que después de este atentado, no sería extraño que se debilitara todavía más como le sucedió a Francia que ya registra números rojos superiores a -3 por ciento.

Turquía vive una situación dramática, pues allí la llegada de turistas se ha derrumbado más de 30%. Una muestra de la fragilidad de este sector ante situaciones tan complejas.

Yas Island. En el nuevo megadestino turístico de Abu Dabi siguen sumando atractivos, como si se tratara del juego de Monopolio. El más reciente acuerdo lo acaban de firmar hace unos días con Sea World, la famosa firma estadunidense de parques acuáticos.

Un producto más que tiene que vender el mexicano **Gerardo Llanes**, quien después de haber dedicado varios años de su vida profesional a ser el director ejecutivo de Mercadotecnia del Consejo de Promoción Turística de México, ahora está enfocado a hacerle la competencia a Dubái.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas