Prepara Ríu otro atentado contra la ecología de Cancún

Periodico Viaje Carlos Velazquez
 
Carlos Velázquez
hrs.

Si con el término del gobierno de Roberto Borge, hoy preso en Panamá, el daño ecológico a Quintana Roo parecía tomar un respiro, hoy una nueva amenaza se cierne, pero desde la presidencia municipal de Benito Juárez-Cancún, que lleva Remberto Estrada, peculiar integrante del Partido Verde.

Una historia ligada a la cadena de hoteles Ríu, de Carmen Ríu, recordada en Cancún por los sobornos y triquiñuelas con los que construyó hace años el hotel Ríu Palace violando las limitaciones en términos de pisos y cuartos permitidos.

Ríu es un jugador de poderosos, en el que participan la familia fundadora del mismo apellido, además de la alemana TUI, el mayor tour operador de Europa.

La nueva “víctima” que tiene Ríu en la mira está en Punta Nizuc, el último refugio virgen de Cancún, rodeado por dos áreas naturales protegidas y frente a una mancha rica en especies del Arrecife Mesoamericano.

Fue en esta zona donde estaba la Casa Maya, la residencia de Fonatur y la Presidencia de México, vendida durante la administración de Vicente Fox y que ahora es Nizuc, el lujoso hotel propiedad de Grupo Brisas.

También allí está el Club Med, con un modelo de hotelería de baja densidad.

Ríu adquirió y unió dos propiedades que colindan con los mencionados hoteles, para construir otro más de los resorts masivos que caracterizan a la firma.

Al principio de la administración de Enrique Peña, el proyecto fue revisado por la Secretaría del Medio Ambiente, que en principio no otorgó la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) para iniciar los trabajos de construcción.

Las propias gestiones de Borge y una visita de los Reyes de España a México en 2015 derivaron en que la Semarnat, ya con Rafael Pacchiano al frente, otorgara los permisos para seguir adelante con el proyecto.

Sin embargo, éste se encuentra en medio de una disputa legal, por lo que, el 10 de mayo de 2017, la Sala Constitucional y Administrativa de Quintana Roo emitió una orden de nulidad contra un permiso de construcción del Ayuntamiento de Benito Juárez.

No obstante lo anterior, Ríu ya inició la semana pasada los trabajos de desmonte en la propiedad que tiene 58 mil 543.01 metros cuadrados de obra de reserva y cuatro mil 481.4 de obra exterior, con base en la licencia 72,671 folio 1027 del propio Ayuntamiento y con vigencia del 2 de agosto de este año al 2 de agosto de 2019.

Como sucedió con el Ríu Palace, nuevamente los problemas de fondo se refieren a la sobre densificación, pues, según diversas opiniones técnicas, sólo debe soportar entre 161 y 270 cuartos, cuando Ríu pretende edificar 567.

La construcción de una desalinizadora en esta área ecológicamente sensible y la afectación que generarán los caminos de acceso y bardas constituyen otros peligros ecológicos para Punta Nizuc.

Interrogado sobre el tema por medios de Quintana Roo, Remberto Estrada ha dicho que no sabe cómo va el permiso, cuando en realidad éste ya fue otorgado, no obstante el litigio que no ha sido resuelto.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X