Para Quintana Roo el turismo es una actividad esencial

 
Carlos Velázquez
hrs.

Una de las frases más comentadas de la reunión del martes entre los miembros de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y el Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) fue la del gobernador Carlos Joaquín González, de Quintana Roo.

No es un mal dato que con el tema del turismo como protagonista, el encuentro haya sido uno de los más concurridos en la historia de Conago con la asistencia de 18 gobernadores y 31 secretarios estatales de turismo; pues sólo faltó Ernesto Rodríguez Escalona quien sufrió un infarto el lunes pasado.

Con la “casa llena” y tras escuchar el “recuento de los daños” por parte de Braulio Arsuaga, el presidente del CNET, quien a decir de otros asistentes generó un buen acercamiento con los gobernadores, vinieron los comentarios de estos últimos.

Publicidad
Publicidad

Joaquín González dijo claramente que “para Quintana Roo, el turismo es una actividad esencial”, pues es por mucho la principal fuente de riqueza de esa entidad.

Así es que él está decidido a abrir al inicio de junio y por ello está insistiendo en que el Gobierno federal debe liberar ya las pruebas rápidas, pues es una de las formas más efectivas para romper la transmisión del Covid-19, prevenir contagios y salvar vidas.

Es conocida la crítica a Hugo López-Gatell, subsecretario con ínfulas de rock star que comanda la lucha contra la pandemia, no quiere pruebas rápidas porque evidenciaría que el número de contagios es muy superior al que reporta noche tras noche.

Pero ayer el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, planteó un enfoque complementario y muy interesante; pues desde su perspectiva el semáforo que se utilizará para la reapertura genera un incentivo perverso, como dicen los economistas, para dejar de hacer pruebas.

Efectivamente mientras menos contagiados identificados hayan, más pronto el gobierno federal les dará luz verde para que abran sus economías.

Pero además, Yucatán tiene a su lado un gigante que se llama Cancún-Riviera Maya y si la decisión del gobernador Joaquín González es abrir para evitar un estallido social, los yucatecos también se van a mover para ir a trabajar y los empresarios querrán arrancar.

De lo que hagan y cómo lo hagan, dependerá en buena medida el futuro inmediato para el turismo mexicano.

Otra participación importante fue la de Quirino Ordaz, gobernador de Sinaloa, quien como ex funcionario del Consejo de Promoción Turística (qepd), conoce muy bien la importancia de esa actividad.

Así es que ayer puso de relieve el riesgo que representa para México carecer de recursos federales para la promoción, cuando sus principales competidores del Caribe se aprestan para regresar compitiendo con fuertes presupuestos.

Divisadero

Diferente rasero. Mi colega Lucero Santiago publica hoy en periodicoviaje.com una entrevista con Bruno Cruells, músico que trabajaba para el crucero Celebrity Infinity cuando se descubrió que iba a bordo un pasajero con Covid-19. El trato inhumano que sufrieron este trabajador y su novia, incluyendo la tortura psicológica, muestra uno de los aspectos más obscuros del turismo y la pandemia.

Comentarios

hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas
X