¿No es “gravísimo” que no sea “gravísimo”?

 
Carlos Velázquez
hrs.

Cuando los empresarios turísticos escucharon el domingo en Quintana Roo las declaraciones del presidente López Obrador respecto al sargazo, en principio se quedaron estupefactos.

La lectura obvia es que el turismo no le importa al mandatario y que le preocupa más que alguien haga negocio con los recursos públicos por el arribo de esa alga.

Desde que dijo que el combate al sargazo sería responsabilidad de Fonatur, que dirige Rogelio Jiménez Pons, el presidente exigió evitar que los proveedores que ofrecían soluciones no abusaran con los precios.

Después le encargó el tema a la Secretaría de Marina, que ahora está planteando una salida que no es la más expedita pero sí la más barata.

Pero quizá esa palabra de que el sargazo no es “gravísimo”, sea la que más convenga siempre y cuando de verdad haya una estrategia para solucionar de fondo el problema.

Hay que recordar el efecto que tuvo aquella otra expresión del presidente Felipe Calderón cuando le declaró la “guerra al narcotráfico”, que terminó derrumbando la llegada de turistas provenientes de Estados Unidos.

Ahora López Obrador dijo que solucionaría el problema, pero también invitó a los viajeros a visitar lo que calificó como un “edén”, la expresión clásica de los tabasqueños para referirse al paraíso.

Si en las acciones gubernamentales no se minimiza el problema, quizá este enfoque de comunicación haya sido mejor que declarar abiertamente al sargazo como un problema monumental.

Por cierto, Jiménez Pons acompañó a López Obrador en su gira por Tulum, Playa del Carmen y Cancún y nunca estuvo Miguel Torruco, el secretario de Turismo.

Por aquello de que en política “la forma es fondo”, su ausencia fue la comidilla de la gira pues además Torruco se encontraba el fin de semana en aquella misma región.

Divisadero

Entre las iniciativas para promover los destinos mexicanos que han surgido tras la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), hay algunas que están dando resultados.

Tres compañías de mexicanos con experiencia en promoción turística en el Reino Unido, armaron un road show en Londres el 25 de junio, en Manchester el 26 y en Cheltenham el 27.

Allá están representantes de Los Cabos-La Paz; Vallarta; el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo; Yucatán y empresas como Xcaret, AMResorts, Aeroméxico, Grand Velas, Sandos y Viceroy.

Manuel Díaz Cebrián, de 110Perceb; Vicente Salas de Hestegia y Polo Sánchez-Valle de Metomye hicieron contactos y citas con ejecutivos de 185 touroperadoras, agencias de viajes y aerolíneas del Reino Unido que venden viajes a México.

Además arrancarán con una plática con Richard Sofer, director comercial de TUI, quien hablará sobre el nuevo vuelo entre Reino Unido y Los Cabos.

Por cuatro días de trabajo, están cobrando unos seis mil quinientos dólares a cada empresa o destino mexicano, incluyendo logística, redes sociales, eventos y sin necesidad de apoyarse en la Marca México.

Mientras la embajada de México en el Reino Unido abanderará el road show y los tres profesionales mexicanos tienen contactos reales y productivos en los mercados mencionados.

 

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas