Ni los bloqueos de la CNTE detuvieron La Guelaguetza

 
Redacción
hrs.

OAXACA, Oax.- Eran las diez de la mañana de ayer cuando sonaron los primeros acordes y, como ha ocurrido ininterrumpidamente desde la década de los treinta del siglo pasado, comenzó el segundo Lunes del Cerro, la fiesta de La Guelaguetza.

Dos horas antes, miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) habían bloqueado los accesos vehiculares al auditorio al aire libre, hoy cubierto por una lunaria, donde se realiza el festival étnico más importante de América Latina.

El resultado fue que miles de personas tuvieron que llegar caminando, subiendo por pendientes empinadas y por escaleras que parecían interminables; como ocurría cuando el evento nació.

Adultos mayores, niños, personas elegantes y de atuendos simples, no cejaron en su decisión de acudir a este evento no obstante la provocación de la CNTE, que insiste en demostrar que está por encima de la ley.

A las 10:10 el auditorio estaba prácticamente lleno, pues, según estimaciones de la Secretaría de Desarrollo Económico y Turístico de Oaxaca, que lleva **Ángela Sibaja**, se ocuparon 11 mil de los 11 mil 300 lugares con los que cuenta el auditorio.

Claro que los afectados por la CNTE fueron muchos más que quienes tuvieron que subir caminando al cerro; como los empresarios, emprendedores y sus trabajadores, que viven del turismo.

Este fin de semana Oaxaca se veía lleno, había filas para cenar en algunos restaurantes, pero **Manuel Baños**, chef de Pitiona, uno de los tres restaurantes más reconocidos de Oaxaca, se quejó de baja ocupación.

“Hace un año estábamos a reventar y hoy no estamos ni a la mitad; había 37 empleados, pero ya se fueron diez porque no les alcanzaba para mantener a su familia”.

Mientras, **Jacobo Ángeles Ortega**, maestro tallador de alebrijes, premio nacional de las Artes y socio de Voces de Copal, tienda con figuras de animales mágicos tallados en madera que alcanzan lo 400 mil pesos, también manifestó preocupación.

“La renta de este local en el centro es muy elevada y, aunque hemos tenido ventas, necesitamos más volumen porque, si no, comenzaremos a tener problemas”.

**Susana Harp**, la gran cantante oaxaqueña, celebró dos viernes seguidos su Guelaguetza alternativa, versión menos extensa que la original, pero más incluyente, pues presenta las canciones de grupos poco reconocidos, como son los afrooaxaqueños.

“Los oaxaqueños tenemos orgullo por nuestra identidad, quizá como en ningún otro estado del país, y quizá por ello La Guelaguetza tiene esta importancia para nosotros”.

Sibaja informó que la última estimación sobre la ocupación hotelera en las dos semanas de La Guelaguetza es de 62%, esto es, 22 puntos abajo contra 84% del año pasado.

La imagen de todos los destinos oaxaqueña está afectada, abundó, aunque también confió en que puede haber un año positivo si los problemas con la CNTE se resuelven en las siguientes dos o tres semanas.

Abundó: íbamos a tener, en este 2016, el mejor año para el turismo de todo el sexenio, desgraciadamente no será así.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas