X
Morena, los paraísos turísticos y los infiernos de marginación | Periódico Viaje

Morena, los paraísos turísticos y los infiernos de marginación

 
Carlos Velázquez
hrs.

Una de las frases de campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador fue aquella de que en los paraísos turísticos acabaría con los infiernos de marginación; propósito en donde el mercado podría poner su granito de arena, aunque afectaría los intereses de algunos políticos de Morena.



La falta de agua y las limitaciones de la energía eléctrica son dos problemas que impactan a Baja California Sur en general y a Los Cabos en particular.

La principal fuente de agua potable en el destino de turismo de lujo más importante de México, es la que se acumula durante la temporada de lluvias; además de los pozos que se han perforado para extraer el agua del subsuelo y que requieren de permisos gubernamentales.

Muchos los tienen políticos y allegados a los mismos que gobernaron el estado en el pasado y que ahora están de vuelta, pues todos ellos militan en Morena de donde proviene también el actual gobernador Victor Manuel Castro.

Así es que varios de esos hoteles de super lujo que tanto éxito tienen, siguen pagando “pipas de agua” para alimentar sus cisternas.

El precio lo determina la oferta, pero ni en periodos de escasez llega a impactar propiamente las finanzas hoteleras; en una plaza donde la tarifa promedio por cuarto ya supera los 400 dólares por noche cuando antes de la pandemia no llegaban a 230.

El problema es para los trabajadores de las colonias populares, que muchas veces no tienen una cisterna o un tinaco; así es que en el verano, cuando las temperaturas se acercan a los 40 grados Celsius, “el infierno” sin agua es todavía más difícil de sobrellevar.

En un destino donde la Asociación de Hoteles de Los Cabos tiene registrados 84 miembros, incluyendo algunos en Todos Santos y Cabo del Este; un grupo de empresarios hizo un censo de aquellos que ya son autosuficientes en agua.

En total se trata de 36 hoteles y desarrollos, aunque en varios casos una sola organización empresarial ha invertido en varias plantas desaladoras, capaces de generar agua potable a través del procedimiento de ósmosis inversa.

Algunas de las variantes son pozos de playa; pozos de absorción; tomas abiertas; toma directa marina e inyección directa y en su conjunto tienen una capacidad de producción de más de 50 mil metros cúbicos por día.

Algunos de los hoteles que cuentan con esta infraestructura son Cabo Villas; Marina Fiesta; Casa Dorada; Plaza Puerto Paraíso; Hacienda Encantada; The Waldorf Astoria; Hilton; Marquís; Gran Fiesta Americana; Grand Mayan; Playa Grande; Solmar; El Dorado; Montage; Diamante; Grupo Pueblo Bonito; Chileno Bay; La Estancia; Tesoro; Cabo Hacienda; Breathless; Royal Solaris; Barceló; Cabo Azul; Colonos de El Pedregal; JW Marriot; Hyatt Zica y Secrets Puerto Los Cabos.

Sus capacidades de producción son disímbolas, en algunos casos están estrictamente orientados a satisfacer sus necesidades; pero otros varios tienen excedentes que se podrían vender a la comunidad, incluso a través del municipio.

Hace años que ha habido conversaciones al respecto y las autoridades locales han retrasado negociar con las autoridades federales.

Basta sumar dos más dos para saber que si bien allí hay una opción para solucionar el problema de escasez del agua; los más perjudicados serían los dueños de los pozos y las pipas que siguen llenándose las bolsas de dinero.



hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas