Los planes de Lourdes Berho al frente del CPTM

 
Redacción
hrs.

Si **Lourdes Berho**, nueva directora general del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), reconoce el trabajo de su antecesor, **Rodolfo López Negrete**, y busca la continuidad; también dice que esa organización requiere mantenerse en “estado beta permanente”.

Un término acuñado por los jugadores tecnológicos, quienes sostienen que en estos tiempos todo debe estar sujeto a revisión constante para mejorar.

La nueva funcionaria trata de ser realista, sabe que este año los presupuestos son limitados, que ya está casi todo asignado y que de los resultados del próximo, pues el 2018 se termina en mayo debido a las elecciones presidenciales, dependerá que el CPTM reporte mejores resultados a los conseguidos hasta ahora.

Después de haber viajado a Nueva York, donde se reunió con los socios comerciales de México, y luego de platicar con algunos de los empresarios mexicanos del sector, su principal inquietud es cómo lograr que dos más dos sumen cinco o seis o siete.

Hoy las propuestas que oye son en el sentido de pedirle más y más recursos al CPTM, que se ha convertido en una especie de Santa Claus con bermudas y camisa floreada al que todo mundo llega con peticiones turísticas.

Ella misma es vendedora, como empresaria fundó Alchemia, agencia representante de medios internacionales que ha comercializado sus productos en el sector turístico, y sabe que cada año las metas deben ser más altas.

Desde su perspectiva, lo importante ahora es que las empresas hagan un esfuerzo para llegar con ideas en donde cada una de las partes esté dispuesta a aportar algo adicional, para que los resultados de la promoción turística crezcan.

Ella refiere que entre los proyectos que, con esa visión, cerró como proveedor del CPTM, está un cooperativo con los cinco estados del llamado Mundo Maya; para impulsar la profecía del Fin del Mundo, fecha que cerraba el calendario de esa importante cultura prehispánica.

También la reproducción de la Casa Azul de Frida Kahlo, una activación en el Jardín Botánico de Nueva York, con el que concluyeron varias acciones que le contrataron a The New Yorker, la famosa revista de los intelectuales de Estados Unidos.

Como concepto ciertamente dicha visión es positiva y sería importante que muchos de los aliados del CPTM se sumaran para aportarle más a México; aunque también será crucial la capacidad de **Berho** para negociar este tipo de alianzas.

Y para comenzar necesita una estructura de personal diferente, en el contexto de las reglas de austeridad que prohíben contratar más empleados.

Así es que otro reto para ella será sumar en esas condiciones a especialistas que atiendan a las “tribus” de viajeros como los observadores de aves, los promotores del turismo deportivo o los expertos en turismo de negocios.

Conseguir más a cambio del mismo dinero, es sólo uno de esos aspectos por los que dice que el Consejo requiere estar en “estado beta permanente”.

**DIVISADERO**

Aclaración. **Darío Flota**, director del Fideicomiso de Promoción Turística de Riviera Maya, no es hermano de **Pedro Flota** como se publicó ayer en este espacio.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas