X
Las horas más oscuras de Quintana Roo | Periódico Viaje

Las horas más oscuras de Quintana Roo

 
Carlos Velázquez
hrs.

Chetumal. Poco antes de las 13:00 del viernes pasado, tres legisladores de Quintana Roo salieron a recibir a Carlos Joaquín González para que rindiera su Sexto Informe en la sede del Congreso de esa entidad.



Hace seis años su antecesor Roberto Borge envió el documento, no volvió a aparecer públicamente; en su discurso de toma de protesta Joaquín González hizo una radiografía de la situación caótica en que se encontraba el estado y varias veces repitió: “el que la hace la paga”.

Ahora el gobernador saliente fue recibido entre aplausos y aunque ninguno de los legisladores que lo precedieron dejó de criticar los pendientes, el ambiente era cordial.

Incluso Cinthya Millán, del Partido Acción Nacional, alianza con la que ganó Joaquín, fue particularmente incisiva al mencionar los pendientes que quedaban en materia económica.

Hugo Alday, del Partido del Trabajo, dijo que al fin con Mara Lezama, sucesora de Joaquín González, el estado se estaría liberando de las familias que habían dominado la escena política de la entidad.

En su discurso hubo citas de relatos de Gabriel García Márquez y Horacio Quiroga, acordes al ambiente selvático de Chetumal, aunque tanta melancolía por Macondo fue interpretada como un esfuerzo del legislador por probar que sí había ido a la secundaria.

Así se sucedieron las piezas de oratoria y Estefanía Mercado del Partido Verde destacó los pendientes para que los quintanarroenses, pobladores de una de las entidades más ricas de México, tuvieran acceso al nivel de vida que se merecen.

Joaquín González tomó la palabra y dijo que ya era un cambio que el gobernador escuchara a la oposición aunque tuvieran datos diferentes y que en el Congreso y en las presidencias municipales la mayoría ahora sean mujeres y que por primera vez hubiera una gobernadora electa.

Hace seis años Borge andaba a “salto de mata”, seguramente en un jet privado, pues al dejar el gobierno llegaron las órdenes de aprehensión en su contra.

Ahora no sólo estaba el gobernador saliente sino Mara Lezama, la gobernadora entrante, luego de un proceso electoral en el que no hubo manipulación de actas ni reclamos importantes

El anterior gobierno, resumió Joaquín, había hecho un desastre y provocó la mayor crisis de la historia de Quintana Roo.

Además en estos seis años se concentró el mayor número de huracanes y tormentas tropicales; la deuda pública heredada fue de 19,500 millones de pesos y aunque la pandemia del Covid-19 fue la más letal en un siglo, los destinos turísticos de Quintana Roo estuvieron entre los primeros en recuperarse.

Este año Quintana Roo está creciendo a una tasa de 12.5%, la más alta del país, la deuda pública se redujo en 300 millones y per cápita bajó de 13 mil 500 a nueve mil 611 pesos por habitante.

Carlos Joaquín González dijo haber aprendido que los mayores problemas se pueden resolver con la unidad de los ciudadanos y añadió: “Me despido con las manos y la conciencia limpias”; entonces sí, aliados y opositores, se levantaron para darle el aplauso más largo de la tarde.

Horas después, fue a cenar con su familia a Almina, un pequeño y celebrado restaurante chetumaleño, y al bajar de su camioneta la gente cruzaba la calle para saludarlo, como seguirá pasando después del 15 de septiembre cuando sea otro ciudadano del destino turístico más importante de México.



hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas