Las historias de Steiner en Los Cabos

 
Alonso Gordoa
hrs.

Todavía cuando un huésped llega al hotel One & Only de San José del Cabo, los colaboradores lo saludan con una ligera inclinación de cabeza y la palma de la mano derecha colocada a la altura del corazón.

Uno de esos detalles que ideó **Edward T. Steiner** (qepd), el hotelero que colocó a ese hotel y a Las Ventanas, también en Los Cabos, entre los más lujosos del mundo.

Steiner decía que dicho gesto representaba respeto por el cliente y una sincera actitud de servicio sin caer en el servilismo.

Ya posicionado como el experto en el mercado de ultralujo, esa misma señal fue copiada por otros muchos hoteles mexicanos lo que en sí fue un reconocimiento para Steiner.

Su atención por los detalles iba desde ese saludo, que requiere un trabajo de capacitación con todos los colaboradores, hasta la toma de decisiones en situaciones complejas.

El hotelero contaba, entre sus múltiples anécdotas, que alguna vez en Las Ventanas una señora perdió durante su luna de miel un anillo de compromiso que costaba más de un millón de dólares y que estaba segura de que esto había ocurrido en la alberca.

Así es que durante la noche puso a una cuadrilla de empleados a revisar todos los filtros hasta que apareció la sortija, hecho que le ganó dos clientes fieles que pagaron abultadas cuentas durante muchos años.

Además Steiner le hacía saber a la gente que en su hotel pasaban esas cosas y que, además, él marcaba la vanguardia en el servicio de hospedaje.

Sus cajitas de comida gourmet para extender el placer gastronómico hasta el avión de regreso a casa o la línea de amenidades exclusiva de su establecimiento, eran otros de esos ejemplos de un estilo de Hotelería que colocó a los establecimientos que dirigió en México entre los más aspiracionales del planeta.

Historias que ya no se han repetido en el país y que ahora son reemplazadas por otros hoteles de ultralujo en St. Barts, las Seychelles y otras latitudes.

**Divisadero**

De regreso. Quien acaba de amarrar un importante contrato de publicidad ligado al turismo fue **Óscar Fitch**, director general del Consejo de Promoción Turística de México, durante los primeros cuatro años de la administración pasada.

Resulta que su despacho, Fitch y asociados, se alió con la firma MMG para ser la agencia de compra de medios de Brand USA en México.

Serán varios millones de dólares los que invertirá ese organismo en 2014, para promover la llegada de turistas mexicanos a los destinos de América del Norte.

Así es que mientras Ad Nova, de **Benjamín Díaz** y **Adriana de la Torre**, se encargará de las relaciones públicas, los presupuestos relevantes estarán en el despacho de Fitch.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas