La visión turística de López Obrador

 
Carlos Velázquez
hrs.

Ayer por la mañana Miguel Torruco, secretario de Turismo, subió un video a su cuenta de Twitter que comienza con la frase:

“Hacer turismo ha dejado de ser un hecho superfluo, para convertirse en una pauta de vida de una parte importante de la sociedad”.

Una narrativa que lleva a pensar: ¿Cuándo fue un hecho superfluo? Y más todavía en México, donde el turismo desde hace décadas es uno de sus motores económicos.

Al parecer no se refiere a un gobierno o situación concreta, pero el video hace énfasis en que se han silenciado “los desequilibrios que se gestan a costa del turismo” y en que el nuevo modelo buscará consolidar el rostro económico y respetar el rostro social.

Allí está el enfoque que le interesa al gobierno del presidente López Obrador, quien el domingo en Chetumal pronunció su primer discurso como Jefe del Ejecutivo en relación a este sector.

¿Qué dijo?

  1. Es un sector fundamental para la economía, el que más promueve el crecimiento.
  2. Hay que buscar un desarrollo más parejo, que genere bienestar en todo el país.
  3. En Quintana Roo se van a invertir 600 millones de pesos, para mejorar la condiciones de vida de los pobladores comenzando por Playa del Carmen.
  4. Ofreció mejorar la seguridad pública para que sigan viniendo los turistas.

Dos promesas concretas, mejorar las condiciones de vida y la seguridad; pero las estrategias para seguir creciendo parece quedar en manos de los particulares.

En el documento de la Estrategia Nacional de Turismo, que liberó la Sectur, hay tres principios rectores:

  1. Evitar duplicidades.
  2. Racionalizar los recursos.
  3. Austeridad en las acciones.

Después vienen las estrategias, que son consolidar la integración y el desarrollo regional del sureste mexicanos a través de proyectos de infraestructura de alto impacto (Tren Maya),

Regionalizar los destinos con vocación turística en macro regiones que generen un mayor equilibrio.

Aumentar el gasto para ser los mejores.

Conciliar el crecimiento económico con el social.

El proyecto contempla ocho macro regiones: Mar de Cortés; Centro Norte y Occidente; Centro; Pacífico Sur; Península de Yucatán; Golfo; Noroeste; Norte Centro.

También hay una decisión manifiesta por diversificar los mercados, con países como Emiratos Árabes Unidos; China; Rusia e India; además de aquellos donde ya hay un trabajo de años como Estados Unidos; Reino Unido; Francia; Italia; Japón y Corea del Sur.

¿Cómo se comercializará?

En coordinación con consulados y embajadas; con directorios especializados de tour operadores e inversionistas; con canales de información relevante y estratégica y celebrando círculos de negocios.

La estrategia enumera también la permanencia de los programas de capacitación y certificación; del Registro Nacional de Turismo y reconoce la desconcentración de Sectur hacia Chetumal.

A partir de allí las siguientes preguntas tienen que ver con los tiempos y los cómos y además sería deseable una discusión amplia y profunda durante las consultas para la redacción del Plan Nacional de Desarrollo.

También que haya apertura para escuchar los argumentos de los especialistas sobre lo mínimo que se requiere del gobierno para que el turismo siga creciendo.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas